Tecnológico de Puerto Cabello afronta un mar de carencias

Comparte

La nueva Universidad Politécnica Territorial Puerto Cabello, decretada por Nicolás Maduro el año pasado en sustitución del Iutpc, no ha podido concretarse ante el éxodo de 30% de los docentes y la inasistencia de al menos el 40% que no tienen ni cómo acudir a las aulas. Alumnos tampoco hay muchos. La situación afecta también la extensión universitaria de Chichiriviche   

Los profesores de la nueva Universidad Politécnica Territorial de Puerto Cabello, antiguo IUTPC, creada por decreto presidencial el 23 de noviembre del 2018, amenazan con tomar acciones contundentes para que las autoridades de la institución y el Ministerio de Educación Universitaria atiendan las condiciones indignas que padecen por falta de transporte, comedor, bajos sueldos y paralización de ascensos.

Así lo dio a conocer el Sindicato Bolivariano de Profesores de la UPTPC durante una asamblea realizada en la sede de La Elvira este miércoles 09 de octubre y en la que los profesores se quejaron de la falta  de atención que, ante las graves fallas, muestra la  directiva de la máxima casa de estudios porteña encabezada por Alirio Sánchez.

Luis Guevara, presidente del sindicato docente, anunció que los bajos sueldos de los profesores impiden que estos asistan regularmente a dar clases, por lo que, de persistir la falta de transporte se verán en la obligación de asistir a  la UPTPC sólo dos o tres veces al mes.

Luis Guevara

Un profesor instructor a dedicación exclusiva gana 160 mil bolívares mensuales, un tiempo completo 140 mil y así en orden descendiente hasta la escala menor. Digan ustedes quién puede vivir con ese sueldo tan infame, expresó el profesor Juan Vargas, uno de los presentes en la asamblea gremial.

Extensión Chichiriviche también afectada

La asamblea de profesores aprobó exigirle a la directiva de la UPTPC una auditoría de la flota de vehículos con los que cuenta la institución de los cuales no está ninguno en circulación, “no sabemos qué se hicieron los 16 vehículos que integraban la flota: buses, camionetas y automóviles del Tecnológico”, indicaron los profesores.

Explicaron que para que un profesor llegue a su sitio de trabajo, por su cuenta, es un suplicio. Se pierde un promedio de tres horas entre  tomar el carrito por puesto y llegar, desde cualquiera de los terminales de pasajeros (Valencia, Tucacas, Morón y Puerto Cabello.)

La situación empeora para los profesores que viven en Valencia, Morón y la costa oriental del estado Falcón. El costo del pasaje desde Valencia es de 20 mil bolívares, un monto imposible de cubrir con la escala de sueldos vigentes para quienes dan clases. 

La misma situación aplica para la extensión del Tecnológico porteño en Chichiriviche, zona donde operan mayormente rutas de transporte extraurbanas y el precio de los pasajes es muy alto. “Había una ruta de transporte de la UPTPC para Valencia, Morón, Chichiriviche y una interna para Puerto Cabello pero ante el colapso de las unidades, profesores y estudiantes quedaron sin ese servicio”, afirmó Luis Guevara.

Dónde está el dinero

Los asambleístas aprobaron solicitar al Ministerio de Educación Universitaria la aprobación del pago de un bono único para paliar los bajos sueldos. El salario digno está estipulado en el artículo 91 de la Constitución, por eso nos declaramos en sesión permanente, informó Luis Guevara.

Los profesores porteños afrontan problemas de nómina, hay atrasos en el pago de las quincenas, carecen de transporte, comedor y quienes trabajaron en los cursos de verano, en agosto y septiembre, aún no han recibido el pago correspondiente “a pesar de que en el Ministerio de Educación Universitaria se nos aseguró que el dinero para honrar esa deuda fue enviado a la UPTPC, dónde están esos reales”, se preguntaron los docentes.

Diáspora en clases

Los voceros del sindicato estiman que de una nómina de 260 profesores al menos 30% ha abandonado sus cargos para irse del país, ante la imposibilidad de vivir con los actuales sueldos. Del 70% restante solo acuden a dictar sus clases el 30%, lo que equivale a que un 40% no puede siquiera asistir al trabajo.

Y es lógico que así sea, con 180 mil bolívares mensuales y 25 mil de Cesta Ticket, el sueldo mas alto en la escala profesoral, un profesional de nivel superior no puede ni alimentarse. La situación origina que la asistencia estudiantil a las aulas alcance el 50% porque este segmento también padece los embates de la crisis económica que afronta el país.

En los momentos quienes imparten clases lo hacen por una gran vocación, sacrificio y entrega. La UPTPC no le da al profesor ni siquiera un marcador o un borrador de pizarra, elementos mínimos para la actividad de aula que el propio docente debe costearse, se quejaron los asistentes a la reunión al revelar que un marcador cuesta 27 mil Bs.

La asamblea de profesores realizará una nueva reunión, a la que aspiran asista la directiva del Tecnológico, con la Federación Nacional de Trabajadores Universitarios de Venezuela el próximo 15 de octubre. “Lo que exigimos es justo, estamos en asamblea permanente y a punto de tomar acciones contundentes para que se nos respete lo que por justicia merecemos”, concluyó Luis Guevara.

Francisco Chirinos CNP 9966

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *