LE DIERON UN TIRO EN LA CABEZA A RAÚL GONZÁLEZ CASTRO 1999

Comparte

Sería el titular del diario la Mañana el domingo 10 de enero del 1999. El Narcotráfico que hoy en día conocemos apostado en la Península comenzaba a dar sus primeros pasos. A las 8y15 de la mañana,  el Dr. Raúl González Castro, ex alcalde de Carirubana y Comisionado Regional Antidrogas fue víctima de un atentado en el interior de su vivienda ubicada en la Urb. Manaure sector la Pradera de la Puerta de Maraven.

La primera hipótesis manejada por los sabuesos de criminalística, luego de la declaracion del unico testigo, quien es hijo de la esposa del Comisionado Regional Antidrogas fue que tres sujetos portando armas de fuego irrumpieron en la residencia donde le dispararon sin mediar palabras acostado en un sofá. El Psiquiatra y ex alcalde de Carirubana quedo tendido en el mismo mueble bajo un inmenso charco de sangre, los sicarios huyeron en una camioneta propiedad del hijastro de González Castro.

Cuenta la nota informativa redactada por la periodista Dalia Zavarse, que a tempranas horas del día, Johnny Hernández (hijastro de González Castro), se disponía abrir el portón de la residencia cuando observo a tres hombres caminando acercándose a la casa portando armas de fuego, el joven en su declaración dijo que había logrado cerrar el portón, pero fue alcanzado por los antisociales quien bajo amenaza lo obligaron abrirlo nuevamente. Hernández dijo a la policía que los delincuentes lo amordazaron y luego subieron a la habitación donde presuntamente se encontraba el dr. González Castro a quien llevaron a la fuerza a la sala de la casa para matarlo sin mediar palabras acostado en el sofá. Inmediatamente emprenden la huida en una camioneta FORD 150, modelo 91 color blanco propiedad de Hernández.

Luego del incidente, el joven Hernández logra zafarse de la silla donde lo amarraron y acude por ayuda en la casa del vecino quien acude inmediatamente, prestándole colaboración y trasladando al herido a la Policlilina de especialidades.

El comisario Hiselo García, jefe del departamento de investigación del Cuerpo Técnico de Policía Judicial CTPJ informó que el organismo ha recabado suficiente evidencia para ser evaluadas y analizadas en la División Técnica Policial, que servirán de ayuda para esclarecer el hecho.

El dr. González Castro por mucho tiempo se debatió entre la vida y la muerte, múltiples operaciones, viajes a Cuba, fisioterapias, y el cariño de sus amigos y familiares lograron salvarle la vida, sin embargo, quedo convaleciente producto del daño causado al cerebro por la bala disparada por un conocido que le atravesó el cráneo.

Escrito por Mario Gino Pialli

Tomado de la Hemeroteca del Diario La Mañana

Director Atilio Yánez Plaza