Maduro advierte riesgo de posibles «focos de contagio» de covid-19

Comparte

El mandatario Nicolás Maduro manifestó su preocupación por la aparición de diversos focos posibles de contagio de covid-19, que podrían multiplicar los casos por decenas si no se toman medidas pertinentes.

Llamó la atención sobre seis personas que dieron positivo por covid-19 este lunes 13 de abril, ya que todos pertenecían a la misma empresa de seguridad contratada por una «importante compañía de alimentos», cuyo nombre no fue especificado.

«Es un caso de transmisión focal laboral. Es la primera empresa que presenta condiciones como esta, un contagio comunitario es en la comunidad, este señor (el primer paciente que dio positivo) se contagió trabajando, manejándole el carro a un gerente», explicó.

Los seis pacientes se encuentran hospitalizados y se aplicaron los protocolos usuales para los casos positivos. Sin embargo, Maduro insiste en que la aparición de estos focos suponen un riesgo para el control de la pandemia, pues se han detectado otros casos como el de la familia contagiada en Trujillo, los asistentes de la fiesta de Los Roques y un brote comunitario en el municipio Maneiro de Nueva Esparta.

«Si no cortamos los focos como fuente de multiplicación no vamos a poder pasar al próximo paso del control de la pandemia», acotó Maduro antes de reiterar en las cuatro etapas que debe atravesar el combate contra el coronavirus, de contención, corte de las cadenas de transmisión, control de la pandemia y retorno a la normalidad «vigilada».

En este sentido, aclaró que ordenará una investigación en la empresa y todos los trabajadores deberán ser sometidos a pruebas de despistaje, y que espera la colaboración de la compañía, pues de ocultar nombres, recurrirá al Ministerio Público para tomar acciones legales.

«Es preocupante este caso, estamos investigando a los gerentes involucrados. La empresa debe decirnos la verdad, no pueden ocultar el nombre de ningún gerente. Si no, que actúe la justicia, que el Fiscal tome previsiones para este caso», declaró.

Finalmente, informó que se dio cumplimiento de la medida que ordenó la semana pasada, de hospitalizar a todos los pacientes contagiados y eliminar el aislamiento domiciliario ante el riesgo de que se enfermen las familias. Sin embargo, esto contradice las declaraciones ofrecidas previamente por Delcy Rodríguez, quien especificó que un infectado se encontraba aislado en un hotel y otro en su domicilio porque «es una persona que vive sola».

Milicianos de fiesta

Maduro ofreció sus declaraciones en un acto realizado en el Cuartel de la Montaña con la finalidad de celebrar el aniversario de la creación de la milicia venezolana. A pesar de estar en plena cuarentena, convocó a un grupo de milicianos y dio un discurso en el que recordó los eventos del 11 al 13 de abril del 2002.

En este acto, informó que actualmente hay 4.156.567 milicianos «inscritos, incorporados, entrenados listos y prestos para la defensa de la patria».

De acuerdo con el oficialismo, esta cifra significaría que aproximadamente el 12% de la población venezolana -según las previsiones del último censo del Instituto Nacional de Estadística- está inscrita en la milicia.

Al desgranar las cifras, el líder del oficialismo detalló que existen 1.155 agrupamientos populares de defensa integral, dirigidos por un comandante en cada uno; 14.383 bases populares de defensa integral y un total 50.459 unidades populares de defensa integral con entre 30 y 60 milicianos en cada una.

De esta forma, advirtió que tienen la capacidad de llegar a cualquier barrio, comunidad o urbanización. «Ahí donde usted no cree que llega, llega la milicia, el brazo armado de la defensa popular bolivariana», advirtió.

Indicó que los milicianos tendrían «nuevas tareas» que explicaría más adelante y adelantó que se ejecutará un plan especial de pica y poda para proteger el sistema eléctrico nacional.

Según expertos conocedores del entramado eléctrico del país y como luego argumentó el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, los apagones nacionales de marzo de 2019 iniciaron a raíz de un incendio que afectó tres líneas de transmisión arropadas por la vegetación que acabó por quemarse.

Maduro nunca reconoció esta versión e insistió en que los apagones eran causados por «sabotaje». Sin embargo, un año después, sostiene que la pica y poda es «fundamental para la defensa del sistema eléctrico venezolano».

Con información de Tal Cual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *