Larga cola y lentitud para surtir gasolina genera desorden en Yaracal

Comparte

Colas hasta de cinco horas para surtir los carros de gasolina crean un auténtico bululú en la estación de servicio de Yaracal y sus alrededores.

Conductores en la cola para surtir se quejaron de la lentitud para equipar, que los hace pasar prácticamente todo el día en la larga fila de vehículos que se desborda sin control por la carretera nacional Morón-Coro hasta la empresa Quenaca.

Otras personas criticaron la aglomeración de gente causada por lo lento del proceso. «Hay desinformación, los conductores empiezan a hacer la cola en la bomba por la mañanita y a veces la gandola llega a las 2:00 de la tarde. Eso no ocurriera si se informará a qué hora se va a despachar», dijo Manuel Iturbe quien dijo llevaba ya tres horas de cola.

Lugareños advirtieron que ese bululú no es conveniente en la cuarentena cuando se recomienda evitar las aglomeraciones de personas.

Francisco Chirinos CNP 9966

Deja una respuesta