Entretenimiento

Scarlett Johansson podría demandar a OpenAI

Comparte

 ChatGPT desarrollado por OpenAI podría ser demandado por Scarlett Johansson tras dar a conocer que se encuentra enojada porque crearon una voz muy similar a la suya, luego de que ella se negara a trabajar con ellos.

De acuerdo a un comunicado OpenAI le había propuesta a la actriz en septiembre del año 2023 que prestará su voz, pero ella no acepto por razones personales. Sin embargó la empresa siguió adelante con una grabación que imitaba su tono sin importarles que sus abogados le habían pedido que retiraran la voz.

La controversia surgió luego de que OpenAI mostrara la nueva voz, llamada Sky, en una demo de su chatbot GPT-4o, confirmó Variety. La voz de Sky fue comparada con la del personaje AI de Johansson en la película de 2013 “Her”, dirigida por Scarlett Johansson.

El debut público de Sky tuvo lugar la semana pasada en San Francisco, donde Mark Chen, líder de investigación en OpenAI, realizó una demostración en vivo. De acuerdo con Deadline, este asistente combina las habilidades conversacionales del chatbot ChatGPT con la capacidad sonora de un asistente de voz como Siri de Apple, permitiendo incluso responder a preguntas matemáticas y manejar imágenes y vídeos simultáneamente.

“Nueve meses después, mis amigos, mi familia y el público en general se dieron cuenta de lo mucho que se parecía a mí el nuevo sistema llamado “Sky””, escribió Johansson en el comunicado y añadió: “Dos días antes de que saliera la demo de ChatGPT 4.0, el Sr. Altman se puso en contacto con mi agente para pedirme que lo reconsiderara. Antes de que pudiéramos conectarnos, el sistema ya estaba en el mercado”.

En respuesta a la situación, OpenAI anunció una “pausa” en el uso de la voz de Sky. En un comunicado, la empresa declaró: “Creemos que las voces de IA no deberían imitar deliberadamente la voz distintiva de una celebridad. La voz de Sky no es una imitación de Scarlett Johansson sino de otra actriz profesional utilizando su propio tono natural”. La compañía también lamentó no haber comunicado mejor su decisión.

La actriz aprovechó la ocasión para pedir una legislación que proteja la imagen y la voz de los individuos contra el uso no autorizado. “En una época en la que estamos lidiando con deepfakes y la protección de nuestra propia imagen, trabajo e identidad, creo que estas son preguntas que merecen una claridad absoluta”, se lee en el comunicado.

El incidente marca la segunda vez en los últimos años que Johansson toma una postura pública contra una gran compañía. En 2021, según The New York Times, demandó a The Walt Disney Company acusándola de romper su contrato al lanzar la película “Black Widow” simultáneamente en cines y en la plataforma Disney+. La actriz interpretó al personaje de Black Widow en ocho películas del universo Marvel y llegó a un acuerdo con Disney tras la demanda.

Con información de Notitarde