Políticos tozudos

Comparte

Todas las encuestadoras nacionales y extranjeras en los estudios de opinión que regularmente realizan en el territorio venezolano cuando preguntan sobre la conducta o aceptación de los llamados “líderes políticos” un porcentaje cercano al 80% está en total desacuerdo con una mal llamada dirigencia opositora que ni lidera ni dirige, que navega de error en error sumando fracasos desde la irresponsable promoción de una invasión extranjera pasando por  golpes militares sin militares y abstenciones sin estrategia ni planificación hundiéndose en cada fracaso y perdiendo la confianza de una población que exige una política de cambio por unos líderes cuya propósito y acción coincida con el respeto a la voluntad expresa y el querer de la mayoría de venezolanos  

El pueblo, el ciudadano común y corriente se siente abandonado por la dirigencia política nacional, entiende que el país se encuentra en una atolladero, está en un laberinto sin horizontes posibles y padece y sufre el ver y oír a los llamados líderes enfrentados con una visión particular y sesgada en demostrar cuál es más fuerte para mantenerse o acceder al poder sin soluciones reales a los graves problemas: Quienes ejercen funciones públicas de gobierno han destruido económica, moral y políticamente al país, pero quienes ejercen funciones de líderes de la oposición han actuado de manera irresponsable igual o peor que quienes ejercen las funciones de gobierno.

La dependencia de las decisiones de centro de poder extranjeros, los proyectos personales, las aspiraciones extemporáneas chocan y contradicen la realidad nacional y en el caso de los llamados “lideres” opositores terminan favoreciendo los del gobierno perjudicando en alto grado las esperanzas del pueblo venezolano,

Perdida la confianza del pueblo producto de la repetición del cumulo  de errores después de la esperanzadora victoria en las parlamentarias de 2015  un sector minoritario de oposición que se atribuye la facultad expresa de pensar y decidir por todos los demás sin discusión ni excusas cabalgan en el error sin animo ni propósito de enmienda, la errada política de la intriga y descalificación a través de laboratorios insertos en las redes sociales, así olvidaron el contacto popular, atender las inquietudes y necesidades de la gente se quedaron sordos, repetitivos en diagnósticos equivocados, ciegos solo ven y aceptan lo que ellos creen y su única propuesta es esperar un milagro que cada día se les pone más distante porque el pueblo dueño de su destino y en ejercicio de su soberanía les volvió la espalda. El espacio que otrora ocuparon estos mal llamados “lideres” esta vacío, pero como dijo en una oportunidad Gonzalo Barrios, en política no hay espacios vacíos indefinidos, siempre surgen otros líderes que  los ocupa  y sabio como es el pueblo busca un nuevo liderazgo, una vía, un camino donde centrar sus esperanzas y hacer posible sus anhelos de cambio.     

Dr. Ernesto Faengo Pérez

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *