Musk despide a ingenieros que se habían quedado en Twitter

Comparte

Twitter sigue atravesando por cambios tanto en lo que respecta a su estructura empresarial como en la red social en sí. No obstante, mientras la compañía sigue concentrándose en mejorar las funciones de la plataforma como la verificación de cuentas mediante Blue, los problemas respecto a su plantilla no dejan de aparecer. Elon Musk, actual propietario y CEO de la firma, sigue despidiendo trabajadores tras el ultimátum que dio y, lo que es peor, recibirán una peor indemnización.

Un grupo de ingenieros que decidieron permanecer en la empresa tras la ola inicial de despidos, la renuncia masiva de trabajadores e incluso luego de que el magnate estableciera una jornada laboral mucho más rigurosa fueron despedidos durante la semana. Lo más grave del asunto es que, debido a que no se retiraron de la compañía cuando Musk anunció el ultimátum el pasado 17 de noviembre, los empleados no recibirán la indemnización de tres meses y solo obtendrán la de un mes.

Musk no deja de despedir ingenieros

Tal como reportó el periodista Justin Baragona de The Daily Beast, estos nuevos despidos de ingenieros trabajando en Twitter se llevaron a cabo justo antes del feriado estadounidense por el Día de Acción de Gracias. Según lo que señala, los despidos fueron justificados bajo el argumento de que su “código no era satisfactorio”, refiriéndose al código de programación que se empezó a reportar luego de un correo interno enviado por Musk a los trabajadores.

Mientras tanto, otros ingenieros que aún permanecen en la compañía no fueron despedidos, pero recibieron una advertencia para “restaurar la confianza y demostrar sus contribuciones al equipo”.

El caso de Ikuhiro Ihara

Entre los afectados por la decisión tomada por la administración de Elon Musk se encuentra el japonés Ikuhiro Ihara, ingeniero de software senior que lideró un proyecto de Twitter para ampliar el límite de carácteres por tuit de 140 a 280. Este trabajador recopiló datos sobre diversos lenguajes de programación y hasta pudo convencer a los miembros de la mesa directiva de la red social en aquel entonces para que acepten su propuesta.

“Me escribieron que se descubrió que era incompetente como resultado de las revisiones de código recientes, pese a que nunca he tenido una revisión de código. Estaba planeando volver a Japón la próxima semana y trabajar desde Japón, pero se convirtió en unas completas vacaciones de invierno. ¿No es demasiado el tiempo?”, dijo Ihara a través de su cuenta de Twitter.

Por otra parte, Ihara también mencionó que los ingenieros a cargo de seguir desarrollando funciones o mejoras para la plataforma fueron evaluados en base a la exhaustividad de su respuesta en el correo electrónico solicitado como reporte para sus labores. No obstante, en palabras del ahora ex trabajador de Twitter, “un breve resumen será muy breve si le preguntas a un ingeniero”.

Con información de RPP