Morales: El presidente de México me salvó la vida

Comparte

CIUDAD DE MÉXICO.- Pasadas las once de la mañana hora local el expresidente de Bolivia, Evo Morales, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, país que le otorgó asilo político.

Al dirigirse a la prensa, agradeció al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la gestión realizada para trasladarlo hasta la nación norteamericana.«El presidente de México me salvó la vida», subrayó.

Morales fue recibido por el canciller de México, Marcelo Ebrard, junto a su exvicepresidente, Alvaro García Linera, la expresidente del Senado Adriana Salvatierra y el exministro de Defensa Javier Zavaleta López.

‘En tierras mexicanas gozará de libertad, bienvenido Evo», sentenció el jefe de la diplomacia mexicana.

Morales indicó continuará en la vida política para defender los derechos de los más vulnerables. «No por este golpe voy a cambiar ideológicamente, ni dejaré de trabajar por los sectores más humildes».

Agregó que «lo más importante es estar con vida» y eso le permite estar del lado del pueblo boliviano.

El avión de las Fuerzas Aéreas Mexicana en el que viajó Morales despegó este martes desde el aeropuerto internacional de Asunción, adonde había llegado de madrugada y permaneció unas cuatro horas tras salir de Bolivia.

El exmandatario declaró a Radio Monumental que entre los ocupantes del aparato estaba el exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera, quien bajó a la pista a saludar al embajador mexicano en Paraguay.

La Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) no ha emitido ninguna información ni las causas por las que se hizo la escala en el aeropuerto, ubicado en la ciudad de Luque (Gran Asunción).

Apoyo a Evo

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, había confirmado anoche que el Gobierno de Perú decidió abrir su espacio aéreo al avión de México que iría a buscar a Evo Morales

Asimismo, Fernández informó que había hablado con el presidente de Paraguay, el conservador Mario Abdo Benítez, y que este le aseguró que «las puertas de Paraguay estaban abiertas para Evo Morales, para asilarlo y darle tranquilidad».

«Quiero pedir a nuestras Fuerzas Armadas no mancharse con la sangre del pueblo», fueron las últimas palabras de Morales en Bolivia antes de partir la pasada noche a México, país que le concedió asilo.

Morales renunció al poder este pasado domingo tras un informe de la Organización de Estados Americanos sobre graves irregularidades en el proceso electoral.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *