Militarizan el hospital Lino Arévalo para impedir protesta de sus trabajadores que exigen insumos y vacunas

Comparte

Un cordón militar y policial amaneció este jueves 20 de mayo en los accesos al hospital Lino Arévalo de Tucacas, para impedir una manifestación pacífica de los trabajadores del centro asistencial que exigen ser vacunados contra el Covid-19, además de insumos para poder trabajar.

A pesar de que el cordón policial pretendía abortar la protesta, los trabajadores del hospital se apostaron a la entrada del nosocomio, pancartas en mano, para protestar por el cierre técnico que ocurre en el Lino Arévalo donde no hay una sala para atender los casos de Covid-19, tampoco hay medicinas, hay déficit de médicos y la dejadez copa los espacios de la edificación, indicaron los trabajadores a viva voz.

Los manifestantes expresaron que la falta de vacunación al personal de salud los mantiene expuestos y esa situación se reflejó el pasado martes cuando murió la enfermera Yarelis Colina por síntomas de Covid, sin poder ser atendida en el mismo hospital donde trabajaba porque no hay espacios para atender a quienes en la costa oriental falconiana manifiesten está patología, aseguraron los manifestantes.

José Ollarves, delegado del sindicato de la salud del estado Falcón, informó que Sirtrasalud convocó para la mañana de este jueves una jornada de protesta en las sedes hospitalarias para exigir se coloque la vacuna al personal de salud y se dote a los centros asistenciales que hoy están desasistidos.

Los trabajadores del Lino Arévalo dijeron sentirse extrañados del gran despliegue de seguridad para impedir el paso a quienes a duras penas laboran en un lugar que, entre sus carencias exhibe una falta de vigilancia policial que los expone todos los días a robos y atracos.

Francisco Chirinos – CNP 9966

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *