Malandros se apoderan de parroquias del municipio Carirubana

Comparte

El hampa común parece no temerle al Coronavirus, mucho menos a los cuerpos de seguridad, aseguran habitantes de las cuatro parroquias del municipio Carirubana.

En los últimos días se registra un repunte delictivo en los cuatro ejes de la localidad, de acuerdo a las denuncias de habitantes de sectores que son azotados por los antisociales.

Los de mayor repercusión son Puerta Maravén, Comunidad Cardón, Santa Irene, Cujicana, Doña Emilia, Santa Fe, Caja de Agua y Banco Obrero, entre otros.

Los malandros se meten en las viviendas y se llevan lo que encuentran a su paso. Uno de los objetos más buscados son las bombonas de gas doméstico.

Al parecer, estos cilindros son vendidos a precios de «gallina flaca».
Elianta Yajure, vecina de la Comunidad Cardón dijo que requieren de vigilancia policial constante, pues esa zona residencial es sola y oscura, lo que la convierte en blanco fácil para los ladrones.

«Hace una semana se robaron el hidromeumatico y algunas mangueras para el llenado de los tanques. Las denuncias las hacemos a los cuerpos de seguridad, pero pocas son las respuestas que recibimos», relató la ama de casa.

Una gran parte de la colectividad que ha resultado afectada por este tipo de acciones, asegura que los recorridos policiales por cada una de estas zonas residenciales son casi nulos.

Blanca Sánchez CNP 9237

Deja una respuesta