Luis Barragán: Para recuperar el Esequibo es necesario el cese de la usurpación

Comparte

Luis Barragán, diputado a la Asamblea Nacional, dijo que el Parlamento debe ratificar que el Esequibo le pertenece a Venezuela. Destacó que hay que continuar impulsando medidas que conduzcan a una negociación con Guyana que sea beneficiosa para los venezolanos.

“El Esequibo es de Venezuela. La Fracción 16 de Julio ha sido muy insistente en este tema y lo continuará siendo. Es necesario que el Parlamento y la Presidencia interina actúen con mayor decisión en el caso”, manifestó Barragán.

Se refirió a las declaraciones de Nicolás Maduro en contra de Juan Guaidó, presidente interino de la República, en las que el oficialista lo acusa de entregar el territorio en reclamación. Barragán señaló que durante 20 años el régimen venezolano no ha actuado con seriedad en la disputa. “Ellos son los únicos responsables de que esta situación no se haya resuelto”, señaló.

Alertó que las acusaciones serían una jugada política ante una posible resolución de la Corte Internacional de La Haya sobre el caso. “La corte puede estar próxima a emitir un fallo. Con estas acusaciones pretenden culpar al gobierno legítimo por la mala gestión del régimen”.

Añadió: “Hubo poderes de negociación y no se agotaron todas las diligencias. No hubo negociación con Guyana. Vino un mediador que se reunió con el gobierno y la oposición de Guayana, pero cuando llegó a Venezuela solo se reunió con el régimen”.

Acciones de la oposición

Explicó que, durante los 20 años del régimen chavista, no se han tomado medidas que permitan que los venezolanos recuperen el territorio Esequibo. “En esta gestión solo ha habido un desmantelamiento de la Cancillería. Este caso ha sido ignorado por años por el régimen. La oposición ha actuado en la visita a Anacoco, en la que participaron Juan Guaidó y María Corina Machado”.

Aplaudió la visita en aquel momento de varios parlamentarios venezolanos. Recordó que fue una iniciativa de la coordinadora nacional de Vente Venezuela, Machado, quien entonces era diputada a la Asamblea Nacional. La iniciativa contó con el respaldo de otros parlamentarios y dirigentes políticos opositores.

“Desde el Parlamento hemos impulsado medidas para el rescate del territorio Esequibo. Se realizaron dos propuestas de reformas parciales de la Ley Orgánica de Defensa de la Nación. Llevamos a la Vicepresidencia de la República y a la Presidencia oficialista de la AN en ese momento cartas en las que alertamos sobre el riesgo de perder el territorio. Todo esto sin obtener una respuesta”.

El 14 de diciembre de 2016, la Fracción 16 de Julio volvió a alertar sobre la situación de la disputa. Exhortó al Parlamento a que se debatiera y aprobara un rechazo a la autorización de que Guyana realizara explotación del territorio Esequibo. También pidió la creación de una comisión especial para el territorio en reclamación.

Ruta para recuperar el Esequibo

Barragán insistió en que las medidas de la fracción y el interés de recuperar la discusión en la ciudadanía venezolana se debe a que “el Esequibo es de Venezuela”. Dijo que los venezolanos han sabido la importancia de este reclamo.

“Es falso que haya falta educación en los ciudadanos sobre este tema. En períodos anteriores, los ciudadanos han protestado en defensa del Esequibo. Al venezolano le interesa recuperar su territorio, es parte de nuestra historia e identidad”.

Aseguró que es necesario crear un plan de acción para que el país pueda obtener su derecho sobre la zona en reclamación. “El cese de la usurpación debe ser prioridad para recuperar nuestro territorio. También es necesaria la articulación de acciones como la posición de Juan Guaidó para mejorar las relaciones con el gobierno de Guyana. Se debe reconstruir la comisión del territorio Esequibo”.

Para lograrlo, propone una ruta respaldada por todos los sectores democráticos del país, así como una campaña en la que se recalque que “el Esequibo es Venezuela”. Logrando estos pasos, vislumbra un futuro de crecimiento económico. “Debemos tener en cuenta que Guyana es importante para la reconstrucción del país, así como para el rescate de la libertad y la democracia. Por ello debe haber buenas relaciones”.

Con información de El Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *