Impunidad campea en caso de la muerte de entrenador de kitesurf

Comparte

Los familiares del joven Jesús Daniel Ramos, asesinado en mayo del año pasado, quieren recordarles a las autoridades que ellos mantienen latente la lucha para que los responsables del crimen sean detenidos y paguen con todo el peso de la ley.

Lourdes Ramos explicó que desde ese fatídico 18 de mayo, cuando Jesús Daniel desapareció de la población de Adícora, donde residía junto a sus familiares, para ellos ha sido un viacrucis de dolor, pues aunque han denunciado la presunta participación en este crimen de personas que residen en esa zona del municipio Falcón, los cuerpos de seguridad se han hecho de oídos sordos.

Recordó que el entrenador de kitesurf fue obligado a abordar un vehículo ese 18 de mayo en horas de la tarde. Dos días después su cuerpo apareció en estado descomposición en un terreno baldío en el sector Santa Elena, municipio Carirubana.

La muerte fue a consecuencia de un herida causada con una escopeta, pero al parecer el cadáver presentaba signos de tortura.

La familia Ramos espera que quienes están a cargo de implementar la justicia cumplan con su deber y respondan al clamor de los dolientes y se esclarezca este crimen.

Blanca Sánchez CNP 9237

Deja una respuesta