“Hermanos Venezolanos”, cómo funciona y cuán útil es la nueva plataforma de ayuda para migrantes

Comparte

Esta semana la oposición venezolana anunció el lanzamiento de una plataforma digital enfocada en apoyar a sus compatriotas que han emigrado en los últimos años y estén en búsqueda de información sobre trámites consulares u oportunidades de empleo.

“Hoy lanzamos hermanosvenezolanos.com, una plataforma que ponemos al servicio de todos los venezolanos en el exterior. Es una herramienta para que puedan consultar información sobre servicios consulares, organizaciones humanitarias, oportunidades de empleo, entre otras opciones”, escribió en su cuenta de Twitter Julio Borges, designado por el presidente interino Juan Guaidó como comisionado para Relaciones Exteriores.

¿Qué puede encontrar?

El Comercio realizó una revisión del portal para identificar sus principales características, las mismas que señalamos a continuación.

El primer que se debe seguir en Hermanos Venezolanos es seleccionar el país donde se encuentra el migrante y el asunto sobre el que desea informarse. Para esto ofrece una lista de 15 países, todos ellos en América, y 4 temas:

– Educación

– Salud

– Trabajo

– Trámites Migratorios

Este miércoles, la oposición venezolana anunció que había lanzado una nueva plataforma digital enfocada en apoyar a sus compatriotas con información sobre los países a los que habían migrado. (Captura de pantalla)

Una vez seleccionadas las opciones, el usuario accede a una lista de noticias relacionadas con el tema y país escogidos.

Además de ello, el portal cuenta con un directorio de embajadas y ONG filtradas por país, una plataforma de firmas virtuales para apoyar una petición de mayor seguridad para los migrantes venezolanos y un vínculo a Whatsapp para conocer el Manual del Migrante.

También se encuentra una sección dedicada a resaltar noticias positivas o personajes venezolanos influyentes en cada país.

¿Cómo funciona?

Una colaboradora que prefiere mantener su identidad bajo reserva accedió a probar el portal para descubrir si podía ayudarle con un trámite que realiza.

La joven de 23 años de edad llegó a Perú en enero de 2018, ingresó de forma legal gracias a la Tarjeta Andina de Migración que le brindaba 180 días de permanencia en el país. Posteriormente tramitó su PTP, un proceso en el que demoró 3 meses para acceder a una cita.

“La semana previa a mi llegada habían eliminado las citas presenciales y las convirtieron en virtuales, pero el problema es que no existía una página para ingresar la solicitud”, explica a El Comercio.

En 2020 pudo acceder a un carnet de extranjería emitido por Migraciones Perú, trámite que tomó “cerca de mes y medio”, detalla.

Actualmente, la colaboradora necesita renovar su pasaporte venezolano. Al momento de ingresar a Perú, su documento contaba con una prórroga de dos años y caducó hace un par de meses. La crisis venezolana y la desmedida burocracia en el país hace que este tipo de trámites duren entre seis meses y un año para los solicitantes que asisten a las oficinas en de su territorio.

Al encontrarse en el extranjero, el procedimiento es aún más complejo. “Acá necesito pagar en el Consulado 250 dólares para que me otorguen una cita, luego 80 dólares para trámites consulares. Pero eso es si llego a acceder a una de las citas, el tiempo de espera para la confirmación es de entre 6 a 8 meses, aproximadamente”, señala.

“Luego, tendría que esperar entre ocho meses y un año más para que me llegue el pasaporte a Lima. Y puede ser más (tiempo), mucho más, pero nunca menos”, agrega.

Luego de una revisión en el portal principal y acceder al enlace de Whatsapp, el mismo que es atendido por un chatbot con limitadas opciones, la colaboradora se mostró insatisfecha con la información que había obtenido.

“Sinceramente no encuentro razón para entrar ahí, solo he visto información muy general, pero no puedo especificar mi búsqueda. Todo lo que encuentro es muy general”, valoró.

“En el Whatsapp te atiende un robot, pero no hay opción de que preguntes algo más puntual, ni siquiera te deriva con alguien. En un punto te envía un link para solicitar una cita en la embajada, pero el enlace está dañado”, agrega.

Con información de El Nacional