Deportes

Giro: Italiano Vendrame gana en solitario en la decimonovena etapa

Comparte

El italiano Andrea Vendrame (Decathlon Ag2r) fue el protagonista estelar con triunfo en solitario en la decimonovena etapa del Giro, entre Mortegliano y Sappada, de 157 kilómetros, jornada de asueto para los hombres de la general en la que conservó la maglia rosa de líder el esloveno Tadej Pogacar (UAE).

Mientras Pogacar y los inquilinos del podio rodaban acumulando retraso respecto a la fuga, Vendrame (Conegliano, 29 años) se erigía como vencedor después de una aventura en solitario que le permitió levantar los brazos por segunda vez en un Giro de Italia, después de su estreno en 2021.

El otro protagonista del día fue el español Pelayo Sánchez (Movistar), ganador de la sexta etapa, de nuevo peleando en la aventura buena del día. Esta vez con un meritorio segundo puesto, a 55 segundos del vencedor, por delante del alemán Georg Steinhauser (EF Education).

Pacto de no agresión entre la alta jerarquía del Giro. Pogacar mantuvo la maglia rosa un día más, sin problema alguno, manteniendo los 7.42 minutos sobre el colombiano Daniel Felipe Martínez (Bora) y 8.03 sobre Geraint Thomas (Ineos). El esloveno se encuentra a solo dos días de lograr su primer gran objetivo del año, y la mitad del soñado doblete Giro-Tour.

Pelayo se apunta a la escapada buena del día

La jornada representaba la última oportunidad para los rodadores, para una escapada exitosa, ya que solo resta la montaña del Monte Grappa del sábado y la fiesta de los esprinters del domingo en Roma. De inicio hubo múltiples ataques, hasta que a iniciativa del insaciable Alaphilippe se formó una escapada de 10 corredores.

Además del francés doble campeón del Mundo, se apuntaron Pelayo Sánchez, Narváez, Stuyven, Vendrame, Plapp y Hermans, es decir, un grupo fuerte, aunque con toda la etapa por delante y especialmente la -ultima parte, que concentraba las tres dificultades del día.

La permisividad del pelotón y la incorporación a la fuga de corredores como De Marchi, Tratnik o Theuns, hizo que la aventura, a 60 km de meta. tuviera una renta de 8 minutos sobre el grupo de la maglia rosa, en el que el UAE rodaba sin más, pasando el día.

Subiendo el Passo Duron (2a, 6,9 km al 5,8), la multitudinaria fuga se redujo a 6 corredores, incluido el combativo Pelayo, sin complejos junto a Alaphilippe, Narváez y Steinhauser, todos ellos ganadores de etapa en este Giro, a los que se unieron Hermans y Vandrame.

Vendrame un héroe en Sappada

Alaphilippe, siempre a la gresca, intentó el despegue escalando el Sella Valcalda (3a, 8,9 al 3,7), pero no tuvo opción el mosquetero del Soudal. También lanzó su carta el italiano Vendrame, quien camino de la última subida abrió medio minuto a 20 de meta respecto a sus recientes compañeros de escapada. Del grupo de la maglia se sabía que rodaba a 14 minutos.

Restaba el ascenso de 10 km al 4,4 hasta la Cima Sappada y el descenso a meta. Un puerto de segunda, no muy exigente, pero con un tramo de 2 km que incluía rampas del 15 muy exigentes. La carrera terminó de explotar en ese escenario rodeado de los macizos dolomíticos.

Vandrame, ganador de etapa en el Giro 2021, soltó el órdago, convencido de sus fuerzas. Por detrás, de nuevo brilló el coraje de Pelayo Sánchez, dejando la compañía de Steinhauser, resuelto a alcanzar al italiano y anotarse otro triunfo.

El asturiano, en el Burgos BH hasta 2023, apretó los dientes en busca de Vendrame, pero el ciclista transalpino rubricó su hazaña con tiempo de sobra para celebrarlo con el coche de su equipo y entrar en meta feliz, exhausto, merecedor de un triunfo de prestigio.

En el momento de entrar en meta, el grupo del Tadej Pogacar se encontraba a 15 minutos. Bajo la lluvia hubo susto, pues se fue al suelo Geraint Thomas, percance sin consecuencias porque el galés pudo volver a la bicicleta.

Día de asueto para los hombres de le general, confortados con la fuga y sin ganas de entrar a la batalla. Juntos llegaron a meta, ya pensando en la doble subida del sábado al Monte Grappa, en cuyas rampas quedaran resueltas las últimas dudas. Y se ratificará el poderío incontestable de Tadej Pogacar, patrón del Giro de principio a fin.

Este sábado se disputará la vigésima etapa, entre Alpago y Bassano del Grappa, de 184 kilómetros. Destaca el doble ascenso al Monte Grappa, todo un primera de 18,1 km al 8,2 por ciento, un puerto de gran dureza, con la segunda cita a 30 km de meta. Último escollo antes de la fiesta final en Roma.

Con información de MARCA