Costa OrientalRegionales

Falta de agua por tuberías obligó a suspender las clases en Capadare

Comparte

La crisis que por la escasez de agua potable padece la población de Capadare desde hace tres meses obligó a la suspensión de actividades educativas en los planteles de esta parroquia del municipio Acosta.

La medida de suspensión de clases empezó a ejecutarse desde este jueves 24 de marzo, confirmaron fuentes ligadas al sector educativo.

La parroquia Capadare no tiene agua hace 90 días, explicaron varios habitantes del poblado.

Dieron que la situación se debe a la avería de la estación de bombeo ubicada en el río Capadare, anomalía que aunada a las tomas ilegales crea la escasez.

Las tomas clandestinas se originan en las fincas de la zona que utilizan el agua potable para sus labores agrícolas. Una situación frente a la que las autoridades no toman ninguna acción para evitar el problema a la población, expresaron los vecinos.

Los afectados señalaron que ni la Gobernación, tampoco la empresa Hidrológica de Falcón (Hidrofalcón) y mucho menos la alcaldía de Acosta hacen nada para resolver el problema que afecta a toda la parroquia.

Francisco Chirinos
CNP: 9966

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.