En Táchira: semana radical con colas y restricciones de movilidad

Comparte

Los dos primeros días de la semana número 62° de la pandemia, en fase radical, han estado marcados por la restricción para el ingreso de vehículos a San Cristóbal. Autoridades militares y policiales instalaron, como ya es costumbre, puntos de control en las principales vías de ingreso a la capital del Táchira y aplicaron un dispositivo para evitar la entrada a la ciudad. La medida ha generado largas colas de motos y vehículos, livianos y pesados.

Otra situación que generó estrés en la ciudadanía fue por las extensas colas registradas el lunes para surtir gasolina en las diferentes estaciones de servicio a precio internacional habilitadas por el Gabinete de Combustible.

Muchos usuarios criticaron la nueva metodología aleatoria implementada por las autoridades gubernamentales para equipar de combustible a precio internacional a los vehículos.

Puntos de control

Desde primeras horas de la mañana de este lunes, 17 de mayo, usuarios reportaron el colapso de la vía Táriba-San Cristóbal por la tranca instalada por efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado a la altura del Faro de la Marina, lugar donde la Policía Nacional Bolivariana (PNB) no permitía el acceso a la ciudad capital. Los conductores se vieron obligados a retornar o buscar vías alternas para llegar a su destino.

Situación similar se presentó ese mismo día en la Troncal Cinco. En el punto de control de la PNB en El Cucharo, los funcionarios de seguridad ciudadana disminuyeron a un canal el paso y solicitaban el salvoconducto a conductores y acompañantes. La cola de vehículos llegó al municipio Torbes, más allá de El Corozo.

El martes, 18 de mayo, se mantuvieron las restricciones aplicadas desde el primer día de la semana radical. También hubo alcabalas de control dentro de la ciudad, montadas por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que impidieron la libre circulación en algunas de las principales avenidas de San Cristóbal, como la Isaías Medina Angarita o Séptima, y en la Redoma del Educador.

En otros sectores, como el viaducto viejo, avenidas España, 19 de Abril y Rotaria, el tránsito se mantuvo limitado a una sola vía.

En el centro de la ciudad, los establecimientos comerciales permanecían cerrados, con algunas excepciones, por tratarse de sectores priorizados, como telecomunicaciones, farmacias, supermercados, entre otros. El transporte público sí funcionó dentro del municipio capitalino.

“Estas colas no se entienden”

Este lunes, inicio de la semana radical, usuarios reportaron kilométricas colas para surtir gasolina a precio internacional en San Cristóbal y criticaron el nuevo esquema aleatorio implementado por el Gabinete de Combustible, porque consideran que no es una solución al problema.

Tatiana Nieto señaló que, desde primeras horas de la mañana del lunes, tuvo que hacer un recorrido por la ciudad porque las largas hileras de carros sumaban más de mil carros en cada una de las pocas estaciones de servicio asignadas. “Las colas son tan enredadas que, de verdad, no se entienden”, aseveró.

Alfonso, quien no proporcionó su apellido, expresó su descontento y calificó como tedioso e inaguantable el proceso. “Creo que vamos a tener que ponernos bravos ya”, comentó.

Carlos Pacheco, otro molesto usuario que madrugó este lunes radical para surtir gasolina, indicó que esperó el reporte oficial y salió de su hogar a las 5:30 a.m. hacia la estación de servicio Ana Even. de la avenida Carabobo. “Cuando llegué. ya había 500 personas en la cola. A mí me tocó en la avenida 19 de Abril”, afirmó.

El martes, todas las estaciones de servicio permanecieron cerradas, tal y como lo anunció la directora del Gabinete de Combustible, Nellyver Lugo.

Con Información de La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *