Docentes en cuarentena laboran el doble y sin límite de horarios

Comparte

Raquel Medina es docente de 34 alumnos de segundo grado de la Escuela Nacional Paraguaná, y al igual que muchas profesionales de la educación le ha tocado adaptarse a las nuevas estrategias para formar a los estudiantes.

Desde que se inició la cuarentena por el Covid-19, cerraron las instituciones educativas y con ello se evaluaron las maneras de que los profesores y maestros llevaran las actividades educativas hasta los hogares.

Para Raquel Medina existen muchos retos en llevar a término cada evaluación. «Desde la planificación de las áreas de estudios hasta la comunicación diaria con los padres y representantes a través de los celulares. Todo es un proceso arduo que puede llegar a ocupar la mayor parte del día y sobrepasar los horarios permitidos».

Explicó que El Cardón, donde reside, es una zona de poca cobertura del Internet y esto conlleva a tener que esperar, en muchos casos, hasta medianoche para recibir los trabajos que son enviados por grupo de whatsapp.

Sabe que en los actuales momentos el esfuerzo es mayor porque no es nada fácil hacer seguimiento de sus alumnos a distancia y se requiere del apoyo de los padres y representantes para tener éxito en la formación de los niños, de lo contrario el esfuerzo será en vano.

Medina sabe que hay actividades que sobrepasan los conocimientos que tienen los alumnos y en muchos casos de los padres, por lo que analiza muy bien las tareas para los menores. » Aunque hay una propuesta del Ministerio de Educación en torno a estas evaluaciones, cada docente es consciente de hasta dónde puede llegar con sus alumnos. Hay que recordar que en muchos casos los niños no tienen a sus padres en el país y están al cuido de sus abuelos, lo que limita el apoyo que pueden ofrecerles en la elaboración de las tareas. Por esa razón hay que replantearse las actividades y adaptarlas a la realidad de los alumnos».

La docente también es madre de un adolescente que está en bachillerato y conoce por experiencia, lo complicado que puede ser el enfocar a los muchachos en el cumplimiento de las labores escolares en casa. «Aunque cueste, tenemos que ser firmes y crear disciplina en la realización de las actividades, al principio los hijos se quejarán, pero al final van a agradecerlo».

Tareas dirigidas para niños y adultos

Como muchos profesionales, Medina se ha visto en la necesidad de buscar una alternativa que aumente sus ingresos para la manutención de su familia. Es por eso, que cumpliendo con las medidas sanitarias, dicta tareas dirigidas en su vivienda.

«Para nadie es un secreto que en la actualidad el salario de un docente no alcanza para mucho, por ello decidí dictar tareas dirigidas aun grupo de cuatro niños de primer grado que necesitan una atención mayor por cuanto están iniciándose en el aprendizaje básico».

Lo inusual de estas tareas dirigidas es que Medina también atiende a padres que le solicitan asesoría para poder completar el rol de docentes que les ha tocado ejercer en cuarentena.

«Se trata de unir esfuerzos, tener paciencia, amor y disciplina, pues la formación de los niños y jóvenes no es tarea fácil», puntualizó la educadora.

Blanca Sánchez CNP 9237

Deja una respuesta