Costa OrientalRegionales

Denuncian que funcionario regional de Salud arremetió contra una enfermera en el Lino Arévalo

Comparte

Personas que estaban de guardia y pacientes del hospital Lino Arévalo de Tucacas denunciaron que Jesús Osteicochea, recien nombrado secretario de Salud en el estado Falcón, arremetió contra una enfermera el pasado domingo 8 de marzo.

En las redes sociales también fue denunciado el hecho por uno de los médicos del hospital tucaqueño quien refirió que el Día Internacional de la Mujer, Jesús Osteicochea acudió a nuestras instalaciones en búsqueda de atención para un familiar, cosa por demás normal, ya que prestamos un servicio sin discriminar ninguna condición y en la mejor medida dentro de las conocidas deficiencias de nuestros hospitales públicos, dijo el doctor Padilla.

Lo deleznable de todo es que tal funcionario olvidando los más elementales principios de buen trato entre las personas y de caballerosidad y valiéndose de su alta investidura, arremetió contra una profesional de enfermería de nuestro servicio. Cuando todos sabemos las condiciones en la que laboramos los funcionarios públicos, y en especial los de la salud, es otro tema de discusión, dijo el galeno.

Acto vandálico contra el hospital

El doctor Padilla también se refirió a otro caso que calificó como un acto vandálico cometido el pasado sábado 7 de marzo también en el servicio de Pediatría, concretamente la puerta que da acceso a la emergencia fue objeto de un acto vandálico e irracional por parte de un ciudadano de esta comunidad “quien arremetió a patadas contra la misma sin argumento alguno que justifique la vil acción y el agravante de que fue ejecutado por un médico quien labora en formación de postgrado en la actualidad y formado en pregrado en este mismo hospital al que hoy le paga con esto.”

Padilla comentó que con grandes esfuerzos luchan por mantener el hospital y brindar atención a la población de la zona oriental y a quienes nos visitan.

Lo mas lamentable es que estos dos hechos vergonzosos hayan sido cometidos por médicos que hicieron un juramento hipocrático que ahora pisotean, concluyó el galeno.

Francisco Chirinos CNP 9966

Deja una respuesta