Delivery en Punto Fijo, una oportunidad frente a la crisis

Comparte

La limitante de muchas empresas de no poder abrir sus puertas al público derivó en el incremento de la entrega de pedidos puerta a puerta. Es una oportunidad para muchos de obtener ingresos y enfrentar la crisis económica a la que se sumó la pandemia del COVID-19.

La finalidad es satisfacer a un sector consumidor. Varios motivos impiden a los clientes trasladarse a los diferentes sitios donde acostumbraban hacer sus compras.Básicamente, la cuarentena para minimizar los riesgos de contagio del coronavirus, y la falta de combustible.

Publicidad y traslado

A Venancio Polanco el encierro lo puso a pensar. Una bicicleta a la vista despertó su ingenio. Él estuvo fuera del país y aprendió el proceso de entrega a domicilio, al que fue dándole forma.

Polanco, adaptó su bicicleta con cajones para trasladar la  mercancía segura. Es un trabajo hecho en casa con amor y dedicación para realizar una tarea que además de generarle ingresos, le permite ayudar al que necesita y que no puede salir de casa por la cuarentena o la falta de gasolina.

El repartidor está satisfecho. Además de sentirse útil, sabe que ha sido inspiración para otras personas, que se sumaron a la idea y hoy están realizando el mismo trabajo.

Ventas de comida rápida también usan delivery

Siguiendo los lineamientos impuestos por el decreto de alarma nacional, los comerciantes de alimentos llevan los productos al sitio donde lo solicitan.

Dos meses antes de iniciar la cuarentena, una venta de hamburguesas ya incursionaba en el manejo de delivery. Ahora que no pueden recibir al público en su negocio han fortalecido esta forma de trabajo.

Laura Ortiz, gerente de este negocio, aseguró que aunque no obtienen ingresos por las entregas a domicilio, se sienten satisfechos por poder cubrir las necesidades de los demás. Seguirán trabajando por fomentar la cultura del delivery, para que después de la cuarentena se mantenga en el tiempo como en otros países.

Nairobis Peña

Deja una respuesta