Cumarebo y el Sr. Gobernador, por Ernesto Faengo Pérez

Comparte

Cuando era candidato el actual gobernador Víctor Clark visitó que yo sepa, unas tres veces el municipio Zamora, específicamente su capital Puerto Cumarebo, anunciada su visita la gente le esperaba para oír sus propuestas para resolver los problemas más urgentes que afectaban nuestra zona es esos momentos, el más sentido, el más exigido y reclamado fue el servicio de agua potable, la reactivación del acueducto que provee de agua a Cumarebo y zonas circunvecinas.

Rondaba en los medios de comunicación el engaño y el despilfarro de miles de millones de dólares perdidos en  el fracasado acueducto bolivariano prometido para 2010 y que lamentablemente también terminó en una nueva frustración a la esperanza de los falconianos, retumbaba en los oídos de los cumareberos  aquella frase de Chávez junto a Estela Montilla “Falcón dejará de ser un estado sediento” titulada en la prensa nacional y regional.

Cumarebo padeció una escasez de agua en los años 88 al 90, pero nunca llegó a las dimensiones de sequía absoluta, continuada y agravada, unida a tanta indiferencia oficial como la que padece desde el año 2015, en aquel entonces gestiones de la cámara de comercio, ganaderos, gremios y asociaciones de vecinos influyeron en un acuerdo con el entonces gobernador Aldo Cermeño, el INOS y Cementos Caribe para concluir un tramo final del acueducto que había construido en un 70 por ciento el gobierno de Ildemaro Villasmil, así se terminó e inauguró a mediados del año 1990, llegaba abundante agua a todos  los sectores de Cumarebo, incluso al municipio Tocópero[w71]  hasta mediados del año 2015.

 El gobernador Víctor Clark ha visitado varias  veces Cumarebo nos damos cuenta porque ese día el agua a través del acueducto llega a casi todos los hogares zamoranos, la última vez en el mes de mayo, apuramos entre trasnochos y traspiés por la falta de energía eléctrica, llenar los tanques, baldes, poncheras y cualquier utensilio que sirva para  almacenar agua, porque tan pronto el gobernador se aleja de Cumarebo, cierran el grifo, y queda la población nuevamente a la deriva dependiendo de las “quebradas”, de algunos pozos perforados por la propia comunidad y renueva el trajinar  de las carruchas, las carretillas,  algunos burros que todavía quedan y el suplicio de la falta de agua se anida nuevamente en el alma del cumarebero.  

No hay interés oficial, poco se informa sobre inversiones presupuestas para reparar, mejorar o construir el acueducto, este derecho humanitario está a la deriva. Falcón lo sufre en toda su extensión, aquí en Zamora las promesas electorales se olvidaron, solo pañitos de agua tibia, uno que otro  tanque cisterna usan para repartir uno a dos pipoticos de agua por casa, las fotos con los candidatos abrazados a la manguera al lado de sus carretillas cargadas de mortadela y arroz despertarán nuevas esperanzas en los electores,

No sé si la gente volverá a o creer en los mismos que durante años les han mentido y para no perder la costumbre le pedimos con mucho respeto sr gobernador, trate de venir más frecuente a Cumarebo que de seguro esa visita nos aliviará, no ha cumplido ninguna de sus promesas electorales, pero improvisadamente cuando usted viene llega el agua  unas pocas horas, de resto, como debe ser por la vía del acueducto, hace años, ni una gota. 


 [w71]

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta