Nacional

A 100 días de gestión de las nuevas autoridades municipales son pocas las mejoras

Comparte

«Se han visto algunos cambios, mejoras». Esta es la respuesta en la que coincidieron la mayoría de los entrevistados sobre cómo evalúan los primeros 100 días de gestión de las nuevas autoridades municipales –o nuevos periodos, en el caso de los reelectos– definidas el pasado 21 de noviembre.

La Mañana Digital, junto con TalCual, El Tiempo, Correo del Caroní, ElImpulsocom, La Nación y Yaracuy al Día entrevistaron a ciudadanos de 14 municipios en siete estados y el Distrito Capital (Anzoátegui, Bolívar, Falcón, Lara, Miranda, Táchira, Yaracuy y Caracas).

¿Qué han hecho las nuevas autoridades municipales durante los primeros días de su gestión? ¿Cuáles proyectos han echado a andar? ¿Cuáles han sido los principales cambios en la jurisdicción?

Eficiencia y presencia de los servicios públicos, especialmente agua y recolección de basura, así como reactivación de la economía local, fueron las principales demandas coincidentes de los electores venezolanos a las nuevas autoridades regionales electas el pasado 21 de noviembre.

El colapso de los servicios públicos –la mayoría recentralizados por el Gobierno de Maduro– agobia desde hace más de dos lustros a los venezolanos.

Luego de que Hugo Chávez revirtiera el proceso de transferencia de competencias a los estados y municipios, que se había echado a andar en Venezuela en 1989, los servicios públicos no son asunto de las autoridades regionales, con excepción del aseo urbano y alcantarillado. Aun así, varios candidatos incluyeron entre su oferta electoral estas mejoras.

Luego del 21 de noviembre, el mandatario Nicolás Maduro llamó a los líderes regionales a «acabar con la negligencia» y ordenó a los nuevos y reelectos funcionarios regionales y municipales «cambiar lo que tengan que cambiar para que todo funcione a la perfección».

Según el criterio de los entrevistados, los burgomaestres rojo rojitos –la mayoría nuevos en el cargo– han tenido un arranque lento, mientras los ciudadanos esperan les resuelvan lo mínimo para tener una vida digna y un poquito más cercana al siglo XXI.

Municipio Juan Antonio Sotillo de Anzoátegui | Foto: El Tiempo

En Anzoátegui siguen las fallas de aseo, agua y electricidad

Durante la campaña electoral del pasado 21 de noviembre, los ahora alcaldes del municipio Simón Bolívar y Juan Antonio Sotillo, Sugey Herrera y Nelson Moreno, respectivamente, ambos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), prometieron mejoras en los servicios públicos y «cambiarle la cara a la ciudad».

Sin embargo, los ciudadanos consideran que dichas propuestas solo se han cumplido a medias, pues son varios los sectores populares de estas dos jurisdicciones, ubicadas en la zona norte del estado Anzoátegui, que siguen padeciendo penurias, sobre todo en materia de aseo, agua y electricidad.

A Caroní lo rodean la basura y los zamuros

Tito Oviedo, reelecto alcalde del municipio Caroní, ofreció un plan de asfaltado, alumbrado y de recolección de desechos sólidos para embellecer Ciudad Guayana durante los primeros 100 días de su gestión.

Reconoció como prioritario poner en marcha un proyecto de reciclaje inclusivo en paralelo con potenciar la recolección de basura, para reducir la proliferación de vertederos a cielo abierto en toda Ciudad Guayana.

Otro servicio que no ha presentado mejoras en este nuevo periodo de Oviedo, militante del PSUV, es el de agua potable. Desde hace dos semanas la falla se agravó en toda la ciudad, debido a trabajos de reparación en el Acueducto de Puerto Ordaz iniciados sin previo aviso.

Mientras, en El Callao, Coromoto Lugo (MUD), reportó recibir la municipalidad «en el suelo». Ha concentrado los primeros días de su gestión en intentar mejorar los servicios de agua, electricidad y vialidad – que son los más críticos en el municipio minero -, a través de una política de recaudación de impuestos y la prohibición del tránsito de camiones de carga pesada dentro del poblado.

Durante los primeros 100 de la gestión de Lugo, los callaoenses perciben que hay mejoría, sobre todo, en el servicio de aseo urbano y que, el agua y la vialidad se recuperan lentamente.

Habitante del municipio Miranda de Falcón denuncian que las aguas negras no han sido atendidas por la nueva autoridad | Foto: La Mañana

En Silva (Falcón) celebran la nueva gestión

En el municipio Miranda (Coro) de Falcón, manifiestan que el lugar donde habitan las cosas están peores. El actual alcalde Henry Hernández (PSUV) prometió resolver los servicios públicos y no ha sido así: las aguas negras circulan libremente, el agua potable llega de vez en cuando, la basura no se recoge con regularidad, el alumbrado es deficiente, y los huecos en las calles están a la vista.

«En fin, su promesa electoral no se ha cumplido. Es un demagogo más», dijo a La Mañana Josefina Ugarte, residente de la urbanización Monseñor Iturriza de Coro.

En el municipio Silva (Tucacas), celebran la nueva gestión. Osnel Arnías (MUD), regresó a la alcaldía luego de tres lustros. En su programa de gobierno ofreció solucionar los servicios públicos como agua, cloacas, vialidad, recolección y disposición final de la basura, entre otros.

Inició un plan de limpieza de calles y sitios públicos, así como el despeje de la vía que conduce al vertedero provisional del kilómetro 4 de Tucacas. También construyó y reactivó acueductos en Boca de Aroa, Sanare y La Soledad.

Los silvenses esperan que se ocupe de la escuela Próspero Agustín Ocando, la principal de Boca de Aroa, que «está en el suelo, colapsó por completo y permanece clausurada mientras los muchachos reciben clases en la calle y en casas de particulares», señaló Carlos Sequera, habitante de Boca de Aroa.

En el municipio Silva celebran la nueva gestión | Foto: La Mañana

En Iribarren no ven soluciones a los problemas

En una consulta realizada por Elimpulso.com, los habitantes del municipio Iribarren indicaron que al cumplirse 100 días de la gestión del alcalde Luis Jonás Reyes (PSUV) no han visto mejoras a sus problemas, situación que contrasta con lo expresado por los palavecinenses.

En el municipio capitalino Iribarren, persisten las fallas en la recolección de desechos sólidos según los consultados, a los que se suman las deficiencias en el servicio de agua y las fallas eléctricas, que aunque no son competencia directa del alcalde Luis Jonás Reyes, por pertenecer al mismo partido político de las autoridades regionales y nacionales, quien ocupa la gobernación le atribuyen responsabilidad en esas áreas.

Por otra parte, en el vecino municipio de Palavecino, habitantes de Cabudare expresaron sentirse contentos por lo que han podido ver en el inicio de gestión del alcalde Derby Guédez.

Indicaron que al comparar la gestión pasada, notan una «gran diferencia», pese a que el gobernante recién electo es de la misma organización política de la alcaldesa pasada: PSUV.

 San Cristóbal en manos del PSUV no ha visto mejoras

«Convertiré a San Cristóbal en una de las ciudades capitales del mundo, como las de Europa«, prometió Silfredo Zambrano en noviembre de 2021, hoy alcalde de la capital tachirense, el primer pesuvista que llega que toma las riendas de la jurisdicción.

Propuso también la modernización de San Cristóbal; sin embargo, son pocas las mejoras que han visto los sancristobalenses. El Táchira ha sido una de las regiones más afectadas tras la llegada de la revolución bolivariana: falta de luz, gas, gasolina y alimentos son algunas de las letanías del rosario de problemas que atraviesa la entidad andina.

Mientras que en el fronterizo municipio Bolívar, celebran los «pocos» cambios que ha llevado adelante Sandra Sánchez (PSUV), quien se estrena en el cargo.

Yaracuyanos esperan las mejoras ofrecidas

Para Carlos Hernández, habitante de San Felipe, capital de Yaracuy, no ha visto mejoras en el municipio tras la asunción de Roger Daza (PSUV), «ni en el aseo urbano ni en la electricidad. No se ha visto ninguna mejora. Uno opina, pero no hay asistencia», aseguró a Yaracuy al Día. Por otra parte, su vecina, Mariela Puertas, señaló que el transporte público ha tenido avances.

En Cocorote, ahora bajo el mandato de Pedro Bolaños (PSUV), aseguran que se ha ido atendiendo el alumbrado público; otros entrevistados celebran que volvió el «respeto» con la nueva gestión; también esperan las promesas optimización en el servicio de agua, luz y recolección de basura.

En Chacao todo «marcha bien», hasta que toca pagar impuestos

Chacao forma parte del estado Miranda, también del Área Metropolitana de Caracas, siendo el municipio más pequeño de los cinco que integran la conurbación. Alberga los principales centros financieros de Caracas.

Gustavo Duque (MUD) fue reelecto el pasado 21 de noviembre y como oferta electoral prometió «seguir llevando agua a donde no llega». Parte de su gestión se ha centrado en perforar pozos de agua para solucionar las fallas del recurso en la jurisdicción; también mejorar la iluminación de las calles y la seguridad. Otras propuestas fueron la culminación de la Plaza El Inmigrante y de la Casa de Familia para los más vulnerables.

Los chacaoenses reconocen la gestión de Duque, pero los comerciantes del municipio le piden considerar las tarifas del aseo urbano y de los impuestos municipales.

Al otro extremo de la ciudad está el municipio Libertador del Distrito Capital, jurisdicción a manos del partido de Gobierno desde la llegada de la revolución, bastión del chavismo y una de las que registra mayores fallas de los servicios públicos. Carmen Meléndez dejó la cartera de Interior y Justicia para gobernar Caracas.

Entre su oferta electoral está la rehabilitación de 380 canchas y la impermeabilización de techos de edificios, con la participación de 60 Brigadas de las Soluciones.

Sin embargo, residentes de Caracas no ven la gestión de la almiranta, aunque en cada esquina hay una valla que dice “que tiene con qué”.

Créditos: Enrique Suárez, Carlos Morales, Jhoalys Siverio, Laura Clisánchez, Francisco Chirinos, Magaly Hassan, Yuliana Ruiz, Luis Oliazola, María Graterol, Roison Figuera, Valentina Rodríguez y redacción Yaracuy al Día

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.