Nacional

Unas 50 familias de comunidades vulnerables en Táchira no duermen pendientes de las lluvias  

Comparte

Quienes habitan las riberas del río Torbes en San Cristóbal, estado Táchira, temen por su seguridad y la de sus familias.

De hecho, algunos habitantes afirman que desde que inició a la temporada de lluvias no han vuelto a dormir tranquilos.

Las autoridades de Protección Civil en Táchira declararon alerta ante una posible salida del cauce del río que atraviesa toda la parte “marginal” de San Cristóbal.

Un grupo de habitantes del barrio San Francisco afirmaron a Radio Fe y Alegría Noticias que se deben realizar inspecciones periódicas del cauce del río y tomar medidas de contención si es necesario para evitar posibles desbordamientos.

“Es horrible, la preocupación es latente. El río pasa por la parte baja y alta del sector. Queremos que nos ayuden porque ya nos quedan solo dos veredas. La parte de abajo también está bastante afectada por donde está la cancha”, dijo una de las vecinas.

Otra de las vecinas del sector señaló que el sonido de las piedras cayendo, no les permite dormir por las noches.

“Yo tengo una niña de cinco años. Me tocaría salir y estar pendiente cada segundo, porque apenas llueve me tocaría correr con mi niña”, señaló.

En total son aproximadamente unas 50 familias que están seriamente afectadas.  

Constante monitoreo de ríos y quebradas

Por su parte, el director de Protección Civil Táchira, Yesnardo Canal, reportó que llovió en cinco horas lo que generalmente llueve en cuatro días en San Cristóbal.

“Nos mantenemos alerta ya que los suelos están saturados por las intensas precipitaciones y la continuidad de la misma. Es por ello que nosotros nos encontramos desplegados, para estar pendientes de cada una de las comunidades y atender cualquier contingencia”, dijo.

Este martes 11 de junio, no amaneció lloviendo, pero se mantiene el tiempo muy frío y nublado. Protección Civil y Cuerpo de Bomberos están pendientes de las quebradas y ríos para así determinar si hay otros posibles daños que hayan generado las lluvias.

Con información de Radio Fe y Alegría