Un calvario: Conductores permanecen hasta dos y tres días para surtir gasolina

Comparte

El padecimiento que sufren los conductores de vehículos para echar gasolina en una estación de servicio en Cumarebo, sobre pasa la capacidad de asombro de quienes, “en carne viva”, viven agresiones, que van desde la más elemental violación de los derechos humanos, hasta la trasgresión de los derechos civiles, dijo a Lamananadigital.com, Wilfredo Bermúdez.

Explicó, el conductor de uno de los vehículos apostados en las cercanías de la estación de servicio de Barrialito, que estas violaciones van desde el padecimiento que significa, permanecer hasta dos y tres días en una cola para surtir sus vehículos.

Las colas son interminables. Van desde la propia estación de servicio, hasta la quebrada El Cangilón; llegando a la prolongación de la calle Bolívar; por una punta; y por la otra, se aprecian a la vista, cualquier cantidad de vehículos concentrados a la orilla de la carretera nacional Morón-Coro, a lo largo de sus hombrillos.

Un conductor tiene que dormir en una cola; pasar hambre, sufrir por la imposibilidad de hacer las necesidades fisiológicas, además de exponer su vida ante la inseguridad predominante en estos tiempos, afirmó.

Otro de los aspectos que queremos denunciar ante la opinión pública, es la mala calidad de la gasolina. No hay motor que no “taque tee” y falle dañando las bujías y los inyectores. Esto deben revisarlo quienes llevan el control de calidad en Pdvsa, porque somos los propietarios de vehículos, quienes sufrimos las consecuencias.

Luis Hidalgo / CNP: 13.501

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta