Opinión

Tiempo Falconiano

Comparte
Punto Fijo y Uslar

Ya se ha hablado acerca de lo que dijo Uslar Pietri en “De una a otra Venezuela”, hace unos cuantos años, cuando se planteó su interrogante, expresada también por otras personas, sobre lo que entonces era Punto Fijo: “A veces me pregunto qué será de ésas ciudades nuevas de lucientes casas y asfaltadas calles que se está levantado ahora en los arenales de Paraguaná, el día que el petróleo no siga fluyendo por el oleoducto.

Sin duda quedarán abandonadas deshaciéndose en el polvo y regresando a la informe desnudez de la tierra”. Hoy se vuelve a decir que Punto Fijo es una realidad imperecedera que borra y despeja esa incertidumbre, que se diversifica y significa bienestar para su población, porque a diferencia de los colonizadores en busca de El Dorado, y de los desalmados que hoy, con la indiferencia gubernamental, piratean y destruyen la muy rica naturaleza venezolana en el sur, en el llamado Arco Minero, este conglomerado urbano se ha construido fundamentalmente con la obra de nuestra gente, no del gobierno, liderada y motivada en su emprendimiento inicial por aquellos que sembraron semillas de bienestar en tierra fértil, y es oportuno recordarlos con Don Rafael González.

Este pensamiento no esperanzador de Uslar con respecto a nuestra colectividad, se parece al estado de ánimo que él mostraba con relación a Venezuela en los días finales de su existencia, cuando decía que no había partidos, que los dirigentes eran de segundo orden, que estaba muy angustiado con lo que estaba pasando en el país, que no tenía esperanzas.

Si bien se comprende la pésima opinión acerca de nuestro sistema político causante de la desgracia que ha acrecentado su trabajo destructivo durante los últimos 21 años, se cree que Uslar, en su condición de pensador e intelectual reconocido, debía mantener la esperanza en la recuperación de Venezuela.

Reconocemos la enorme dificultad hacia adelante, y que se depende de la actividad de un liderazgo con el cual no se cuenta hoy en toda la medida necesaria, y que debe ser de carácter colectivo, pero aquí se considera que nuestra historia contemporánea muestra que en nuestro país se pueden encontrar “visionarios” con quienes podamos encontrarnos en sus ideas, su ciencia y su técnica, registradas por ejemplo en el CRP; su arte, sus poemas, sus sueños y también su juventud,  con nivel tecnológico G5, todos quienes cuentan con dones y capacidades para generar la transformación de la sociedad.

 Si esto vale para Venezuela., también vale para Punto Fijo, para Paraguaná, y por esto debemos apoyarnos  y afincarnos sobre lo ya realizado, para perseverar hacia adelante en el trecho que siempre tendremos que seguir recorriendo para hacer a Paraguaná, cada vez más, el mejor lugar para vivir.

Feliz Navidad para todas las familias.

Por Douglas Jatem Villa

Deja una respuesta