Sin gasolina importada, solo se consume la de las refinerías que cubren 25% de la demanda

Comparte

Entre el 5 y 6 de septiembre volvieron las colas de vehículos en las estaciones de servicio en Caracas, lo que hace prever que la escasez de gasolina empeoró en todo el país, puesto que a la capital venezolana se le trata de mantener abastecida para mitigar protestas. En las distintas ciudades del interior, los ciudadanos ya tienen varias semanas pasando horas y horas en largas filas para intentar abastecerse.

El desabastecimiento de combustible es tan dramático que e acuerdo a cálculos de analistas petroleros, hoy se consume un quinto de lo que se demandaba hace 10 años. Y esto es consecuencia de la caída de la producción petrolera, de unas refinerías en mal estado debido a pocas inversiones para su mantenimiento y a la imposibilidad de importar gasolina tras las sanciones de Estados Unidos sobre Pdvsa.

Durante el pasado fin de semana se observaron largas colas hasta en las bombas con venta en dólares, las cuales se habían mantenido con bajo consumo debido a el alto costo que significa para los venezolanos llenar el tanque de sus vehículos. Como se recordará, en Venezuela existe un esquema de precios para pagar el combustible: una subsidiada en 5.000 bolívares el litro y otra de 0,50 dólares el litro.

Este martes 8, varias de las llamadas bombas «internacionales» se mantenían cerradas. Sus administradores esperaban más carga de combustible el lunes, pero las gandolas no llegaron.

Pdvsa ha hecho maromas para tratar de activar las refinerías, pero sus operaciones duran apenas horas cuando logran arrancar. Hasta la fecha, Pdvsa solo ha logrado despachar entre 10.000 a 40.000 barriles diarios de combustible en los últimos meses.

Durante el pasado fin de semana se observaron largas colas hasta en las bombas con venta en dólares, las cuales se habían mantenido con bajo consumo debido a el alto costo que significa para los venezolanos llenar el tanque de sus vehículos. Como se recordará, en Venezuela existe un esquema de precios para pagar el combustible: una subsidiada en 5.000 bolívares el litro y otra de 0,50 dólares el litro.

Este martes 8 varias de las llamadas bombas «internacionales» se mantenían cerradas. Sus administradores esperaban más carga de combustible el lunes, pero las gandolas no llegaron.

Pdvsa ha hecho maromas para tratar de activar las refinerías, pero sus operaciones duran apenas horas cuando logran arrancar. Hasta la fecha, Pdvsa solo ha logrado despachar entre 10.000 a 40.000 barriles diarios de combustible en los últimos meses.

Con información de Tal Cual

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta