Rusia exige a militares de Mariúpol a deponer las armas y anuncia nuevo bombardeo cerca de Kiev

Comparte

Rusia lanzó un ultimátum a los últimos defensores ucranianos de Mariúpol exigiéndoles que depongan las armas y evacúen este domingo este estratégico puerto del sudeste de Ucrania, cuya conquista supondría una importante victoria para Moscú.

Las fuerzas rusas anunciaron asimismo haber bombardeado este domingo otra fábrica militar en las afueras de Kiev, en un momento de intensificación de los ataques en torno a la capital ucraniana, tras la destrucción del buque insignia de su flota en el mar Negro.La situación en Mariúpol es «inhumana», describió el sábado por la noche el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, mientras Rusia asegura controlar casi toda la ciudad.

«El presidente ucraniano señaló que solo había «dos opciones»: el suministro desde los países occidentales de «todas las armas necesarias» para romper el largo asedio de Mariúpol o «la vía de la negociación» en la que «el rol de los aliados debe ser igualmente decisivo».

Sus declaraciones coincidieron con un comunicado del ministerio de Defensa ruso pidiendo a los últimos soldados ucranianos atrincherados en un enorme complejo metalúrgico de Mariúpol a abandonar la lucha el domingo a las 06H00 en Moscú (03H00 GMT) y dejar el lugar antes de las 13H00 (10H00 GMT)

«Todos aquellos que hayan abandonado las armas tendrán la garantía de salvar la vida (…) Es su única oportunidad», indicó en Telegram el ministerio, asegurando que este complejo es el último foco de resistencia en la ciudad.

Con información de AFP