Producción de maíz en Bolívar cae 50% en el último lustro de siembra

Comparte

La producción de maíz, uno de los alimentos de mayor consumo en el país, sigue en caída libre. La falta de combustibles como el gasoil y la restricción de créditos para la compra de fertilizantes, agroquímicos, semillas y maquinarias para trabajar deja miles de hectáreas sin siembra.

Fernando Zambrano, presidente de la Asociación de Productores de Cereales de Bolívar, señaló que en el municipio bolivariano Angostura (hasta junio de 2009 conocido como municipio Raúl Leoni), para este período espera sembrar unas 10 mil hectáreas de maíz, en el mejor de los escenarios.

Recordó que cinco años atrás en el municipio podían poner productivas cerca de 20 mil hectáreas de maíz, el doble de las que se activarán para esta temporada. “Agroquímicos y fertilizantes hay bastantes, el problema es que son muy costosos y si no hay financiamiento es muy cuesta arriba comprar por sí mismo”, sostuvo.

Zambrano considera que las limitantes de créditos han llevado a que más de la mitad de los productores de la zona no produzcan en este periodo. “Se necesita el apalancamiento de la banca, tanto pública, como privada”, sostuvo.

Carencias de gasoil

Aunque Bolívar viene sufriendo por combustible desde el año pasado, las carencias de gasoil se han agravado en todo el país sobre todo en este 2021. El 20 de marzo, Nicolás Maduro anunció que se debía a atender con gasoil a los productores de cara al ciclo de siembra: “Debe resolverse el problema. En 72 horas quiero ver el mapa de abastecimiento para los productores y su regularización”.

De acuerdo con lo acordado el despacho de gasoil se debería mantener hasta diciembre para garantizar la producción en este ciclo de lluvias | Foto cortesía

El anuncio presidencial se hizo efectivo en el municipio Angostura del Orinoco dos semanas después. Zambrano comentó que el despacho de gasoil a algunos productores empezó el lunes 3 de marzo. “Esperemos que siga así, que se mantengan los despachos”, sostuvo Zambrano.

Sin embargo, en zonas ganaderas como El Palmar, del municipio Padre Pedro Chien, donde la producción de maíz es menor que en el municipio Angostura del Orinoco, la condiciones para producir no existen.

Ali Molina, productor agropecuario de este sector, señaló que la siembra de maíz ha sido nula, debido a las lluvias y la escasez de combustible que no permite activar maquinaria para acondicionar las tierras.

“Ha habido problemas con la atención al productor en materia de combustible. Aquí había más o menos 108 productores que tenían pico industrial y eso bajó a 27, han sacado de la lista de Pdvsa a mucho productor del campo”, sostuvo.

El Palmar con su producción de maíz abastecía al mismo municipio Padre Pedro Chien y al municipio Piar, específicamente Upata, cuenta Molina. Estima que la caída productiva de distintos rubros en este sector puede superar el 60% en comparación con el 2020.

Condición grave

Juan Carlos Montesinos, presidente de la Asociación Venezolana de Agricultura Familiar, expresó en el mes de marzo que cerca de 15 mil tractores se mantienen paralizados de un total de 25 mil en todo el país. En ese entonces estimaba que, de no atenderse a los productores con combustible, de sembrar unas 700 mil hectáreas de maíz blanco, apenas se produciría el 10% de esa cifra.

Señaló que antes que se agravara la escasez, había fincas que tenían tanques de alrededor de 9 mil litros de diésel para usarlo en tractores y plantas eléctricas, pero en ese entonces dichos depósitos estaban vacíos.

Con información de Correo del Caroní

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta