Cocinando con La Mañana

Pechugas de pollo con cerveza y champiñones, fáciles y sabrosas

Comparte

Aunque esta receta es tan sencilla que, incluso, la pueden realizar con éxito los cocineros con poca experiencia en los fogones, también tiene sus trucos. Para que quede perfecta, no tengas prisa en hacer el sofrito y deja que la cebolla se dore poco a poco. Así irá desprendiendo todo su sabor.

Respecto a la pechuga, para que quede más jugosa, no te olvides de marcarla previamente en una parrilla a fuego fuerte para que quede bien sellada.

¿Quieres que tu sofrito te quede de 10? Entonces no te pierdas este paso a paso que te proponemos antes de meterte manos a la obra con la receta de pollo.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo
  • 400 gramos de champiñones en láminas
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 350 mililitros de cerveza
  • Perejil
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

1. Prepara el sofrito

Pela las cebollas y los ajos, ralla las primeras, quítales el germen a los segundos y pícalos. Calienta una sartén con un hilo de aceite, introduce la cebolla y sofríela durante 5 minutos. A continuación, agrega el ajo.

2. Añade los champiñones

Cuando la cebolla esté bien dorada, añade champiñones limpios hasta que se evapore el agua que sueltan. Salpimienta, remueve 2 minutos y vierte la cerveza. Deja que cueza unos 2 minutos a fuego vivo, hasta que se consuma el alcohol.

3. Agrega las pechugas

Salpimienta las pechugas y márcalas en una parrilla ya caliente, 5 minutos por un lado y luego por el otro. Pásalas a la sartén con los champiñones, baja la intensidad del fuego y cocina hasta que las pechugas estén bien hechas por dentro. Salpimienta y espolvorea el perejil picado por encima.

Con información de Cocina Fácil