OMS alerta de subida de infecciones de VIH sin diagnosticar en región europea

Comparte


La Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostró preocupada este miércoles por el aumento del número de infecciones sin diagnosticar del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en la región europea, que comprende 53 países, incluidos Rusia y varias repúblicas ex soviéticas.

Desde al menos 2018 hasta 2021 ha habido más infecciones en la región que personas diagnosticadas, sobre todo en Europa del Este y en Asia Central, mientras que en el Espacio Económico Europeo la tendencia se invierte.

«Aun así, una de cada ocho personas viviendo con VIH en el EEE y la Unión Europea (UE) sigue sin ser diagnosticada», alerta la OMS en un informe elaborado conjuntamente con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y difundido con motivo del Día Mundial del SIDA.

La OMS resalta no obstante que en 2020 hubo una caída acusada de los casos detectados, coincidiendo con el primer año de la pandemia de coronavirus, y que el número de nuevos casos diagnosticados en 2021 es todavía un 25 % inferior a los niveles previos a la pandemia.

El informe incide en la necesidad «crucial» de aumentar los test de VIH para compensar el impacto negativo de la pandemia en la realización de pruebas.

En Europa occidental ha descendido de forma sustancial el número de casos por transmisión heterosexual y por sexo entre hombres, así como a través del uso compartido de jeringuillas, que sin embargo permanece a altos niveles en el este del continente.

«Todos deberíamos estar muy preocupados por los datos sobre test de VIH, el tratamiento y el cuidado en Europa y Asia Central. El extendido y continuado estigma sobre el VIH disuade a la gente de hacer test y nos aleja del objetivo de global de acabar con el SIDA en 2030», señaló en un comunicado el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

La directora del ECDC, Andrea Ammon, alertó en el mismo escrito de que el retraso en los diagnósticos aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedad severa o de muerte, además del riesgo de que haya mayor propagación del virus.

EFE