Entretenimiento

Monte Fuji, el destino del viaje de Ricky Martin con sus hijos a Japón

Comparte

El cantante puertorriqueño Ricky Martin viajó a Japón junto a sus hijos, los gemelos Matteo y Valentino, quienes se han mostrado felices paseando por las calles de Tokio, descubriendo sus barrios llenos de contrastes y la gastronomía local del país asiático. 

El propio cantante ha mostrado en Instagram a sus más de 18,5 millones de seguidores alguno de los lugares que han ido visitando, pero de entre todos, uno les ha dejado fascinados. Es el Monte Fuji, un símbolo del país y la excursión que ningún turista se pierde desde Tokio, además de ser la escapada favorita de los propios tokiotas. Para llegar hasta él desde la capital se hace en apenas hora y media en tren desde la estación de Shinjuku o en coche recorriendo los algo más de 130 kilómetros que separan ambos lugares.

La montaña más venerada por los japoneses es en realidad un volcán que permanece inactivo desde 1708 y forma parte del Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu, en una región sorprendente llena de lagos y aguas termales. Con sus 3.776 metros de altura, es el pico más alto de Japón, además de formar parte del Patrimonio de la Humanidad.

Entre 200.000 y 300.000 personas suben cada verano al monte Fuji, según datos de turismo de Japón. Es la única época del año en que la subida es recomendable y a pesar de la temporada hay que hacerlo con ropa de abrigo, porque arriba las temperaturas llegan a ser muy bajas. 4 rutas principales ofrecen la posibilidad de acceder a la cima desde distintos sitios, con zonas de descanso en el camino, albergues que están abiertos en los meses de julio y agosto. La expedición desde la parte baja puede llevar unas 10 horas, pero también puede realizarse desde la llamada 5ª estación, a 2.300 metros de altura, desde donde se tardan 6 horas.

Para seguir las con vistas del monte Fuji mezcladas con una buena dosis de adrenalina, el cantante y sus hijos se han acercado al Fuji-Q Highland, un conocido parque temático a los pies del famoso monte. Imaginamos que sus hijos habrán disfrutado de este lugar a lo grande, porque Fuji-Q Highland (fujiq.jp/en) tiene unas montañas rusas de lo más extremas, una de ellas incluida en el libro Guinness de los récords por ser la de caída con pendiente más pronunciada, con 121 grados.

El cantante también compartió otro destino que le ha llamado la atención: TeamLab Planets (teamlab.art/jp/e/planets) es un museo inmersivo de arte digital, que abrió sus puertas en 2018, situado en la isa de Toyosu, cerca del principal mercado de pescado de Tokio. Más de 10.000 metros cuadrados de instalaciones en las que el visitante puede sumergirse en el interior de obras de arte. El enorme espacio se explora descalzo, para sentirlo mejor, se camina dentro del agua, los pies se hunden en el suelo o formas parte de un bello jardín. Arte para los sentidos donde la percepción de los límites entre uno mismo y las propias obras se difumina.

Durante los días que ha durado el viaje también han podido conocer otros muchos rincones importantes, como el santuario Meiji, edificios de moderna arquitectura que contrastan con el anterior o el barrio de Ginza, el más glamuroso y cosmopolita de la ciudad.

Con información de Hola!