Monseñor Moronta exige a policías y militares que no roben a migrantes venezolanos

Comparte

El obispo de la ciudad de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, denunció el lunes 12 de octubre que los migrantes venezolanos son víctimas de maltrato por parte de los funcionarios de seguridad que están en los puntos de control cercanos a la frontera con Colombia, diciendo que son vejados y robados por estas personas.

Durante el sermón de la eucaristía celebrada con motivo de los 98 años de la creación de la Diócesis de San Cristóbal, el monseñor Moronta hizo un llamado a las autoridades venezolanas para que respeten el derecho de aquellas personas a buscar una mejor calidad de vida «porque hay hambre y miseria».

En ese sentido, exhortó a los cuerpos de seguridad a perseguir y encarcelar a los que hayan cometido delitos de corrupción y respeten a los desposeídos, advirtiéndoles además que «no escaparán del juicio divino». También criticó que exista indiferencia al tema migratorio y de frontera por parte de los políticos.

Por otra parte, resaltó las buenas acciones de las comunidades y las llamó a continuar con el apoyo a todos los caminantes, «en que sea un vaso con agua y plato con comida sigan brindándole».

Las palabras del monseñor Mario Moronta se dan en el contexto de las estimaciones a finales de septiembre por parte de la Comunidad Andina de Nacionales (CAN), de que el 60% de las más de cinco millones de personas que partieron de Venezuela para escapar de la crisis, están en países de esta agrupación: Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Colombia es el país donde más venezolanos residen fuera de Venezuela con más de 1,7 millones, seguido de Perú, con 829.000 inmigrantes; Ecuador con 362.000 y Bolivia con algo más de 10.000, según detalló la CAN en un comunicado.

También cuando el 30 de septiembre, el subsecretario del Interior de Chile, Juan Francisco Galli, informara que en lo que va de 2020 han ingresado a la nación austral más de 5.147 migrantes por los pasos ilegales. De este número, alrededor de unas tres mil personas, proceden de Venezuela.

Durante una rueda de prensa, Galli detalló que de estas cifras se desprende que el 80% de detenidos en agosto de migrantes ilegales -la mayoría de ellos «ayudados» por los denominados «Coyotes» (que en Venezuela son aquellos que ayudan a los «trocheros» a cruzar)- son de nacionalidad venezolana y advirtió que en lo que va de septiembre ese porcentaje aumentó a 90% y donde advirtió que «aquellas personas que ingresan a Chile clandestinamente cometen un delito y van a ser objeto de un proceso de expulsión”.

En paralelo a Moronta, Ley de Fronteras en Colombia está en el Senado

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, Claudia Blum, aseveró que la Ley de Fronteras que está en el Senado para su aprobación definitiva traerá «múltiples beneficios» para ese país y contribuirá en la reactivación de la economía en la zona y afirmó que se ha distribuido la ayuda humanitaria que estaba almacenada en Tienditas a los migrantes venezolanos por intermedio de varias ONG.

En entrevista para La Opinión de Cúcuta, Blum aseveró que se ha promovido la integración de los migrantes venezolanos, al igual que su regularización legal en el país por intermedio de varios mecanismos como el Permiso Especial de Permanencia (PEP).

Reveló que se tiene prevista la reapertura de la frontera el próximo 1° de noviembre, enfatizando que la misma «estará determinada por criterios de carácter sanitario, dentro de los objetivos de contención y mitigación del COVID-19, y de la protección de la salud pública en nuestro país. En estos temas, es importante además que el proceso de apertura de fronteras sea ordenado y, sobre todo, seguro».

Con información de Tal Cual

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *