Mbappé volvió a salvar al PSG a segundos del final

Comparte

Kylian Mbappe, relegado ocasionalmente a la suplencia en favor del joven Hugo Ekitike, acudió al rescate del París Saint Germain que solo vio el triunfo de cerca en el tramo final, cuando gracias al astro galo derribó la estupenda resistencia del Niza.

No jugó de inicio Kylian Mbappe y lo notó el conjunto parisino. Además de lo que aporta en el terreno de juego el parisino ejerce una notable influencia, intimidatoria, sobre el rival.

Fue el joven Hugo Ekitike, fichado del Reims, el que compartió terna ofensiva con Messi y Neymar. No ha tenido mucho protagonismo Ekitike en lo que va de curso y Galtier le premió con la titularidad.

No fue el mejor partido para mostrar sus virtudes. Se topó el París Saint Germain con un adversario incómodo que no termina de encontrar la regularidad en la temporada. Alterna un buen triunfo con un decepcionante revés. De ahí su situación en la tabla. En la parte baja.

Aún así afrontó sin miedos su visita al Parque de los Príncipes y por momentos sometió al campeón. Fue la calidad individual la que desniveló el equilibrio. A la media hora. Una falta al borde del área de Dante a Messi propició otro gran gol del argentino.

Un tiro libre desde la media luna. Por la escuadra derecha. Sin opción para Kasper Schmeichel que ni se movió. Le bastó con eso al París Saint Germain para ponerse en ventaja y alcanzar el vestuario dominador. No tuvo tanta llegada como otras veces. Ni reseñables ocasiones de gol.

Salió con decisión el Niza tras el intermedio y en la primera ocasión dejó en evidencia a la zaga local para lograr el empate. Fue en un centro al área desde la derecha de Youcef Atal que llegó, tras un error en cadena de los defensas parisinos, hasta Gaetan Laborde que batió a Gianluigi Donnarumma para lograr el empate en el 48.

Galtier recurrió a Mbappe diez minutos después para jugar con él la última media hora. Sustituyó a Ekitike mientras Nuno Mendes salió en el puesto de Juan Bernat.

Pudo marcar Neymar tras un centro de Achraf pero su tiro se marchó por encima del larguero. Fue una acción aislada de las que intentó frecuentar el PSG, que no encontró soluciones ante el orden de la zaga visitante. Recurrió a balones al área. Sin opción. Mientras el Niza no renunciaba a nada.

Fue otra vez un toque de calidad, una acción individual, esta vez de Kylian Mbappe, el que evitara un contratiempo para el cuadro de Galtier. Aprovechó un pase de Nordi Mukiele para batir otra vez a Schmeichel. Esta vez de forma definitiva.

 EFE