Maduro y Delcy Rodríguez se contradicen sobre las medidas dictadas para atender la pandemia

Comparte

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen, informó que este lunes se detectaron ocho nuevos contagios de coronavirus en el país y aseguró que una de las personas infectadas se encuentra en aislamiento domiciliario, pese a que Nicolás Maduro reiteró el domingo que todos los casos positivos deben estar hospitalizados sin importar las condiciones de salud en las que se encuentren.

Hasta los momentos en el país se registran 189 casos, de los cuales 110 están recuperados, 25 se encuentran en CDI; 25 en hospitales centinelas; 19 en clínicas privadas; 2 en hoteles y uno en aislamiento domiciliario, según Rodríguez.

Maduro reclamó en días anteriores a la vicepresidenta y al ministro de Salud, Carlos Alvarado, por no acatar la orden de mantener a todos los pacientes con covid-19 en centros hospitalarios.

«Me preocupa este número, señora vicepresidenta, señor ministro de Salud. No quiero ver más este número aquí. Nueve personas en su casa. ¿Qué pasó, por qué esto se estancó? ¿Cuál es el empeño? ¿O es que no hay autoridad?», reclamó Maduro.

El líder oficialista ordenó el domingo que las nueve personas con coronavirus que hasta ese día se encontraban en sus hogares debían ser llevadas de inmediato a un hospital.

«¡Este número debe bajar a cero el día de hoy a la medianoche! ¡Todo el mundo hospitalizado! Si tienen cómo pagar clínica privada, en clínica privada. Si no, en los hospitales y CDI. Todas las condiciones están dadas. ¡Ya basta!», manifestó.

Sin embargo, para este lunes un contagiado aún permanecía en aislamiento domiciliario.

Maduro recordó que hay casos de familias completas contagiadas en Margarita, Maracay y en Boconó a causa de personas con coronavirus que se aislaron en sus hogares.

«Se ha demostrado que las personas en sus casas contaminaron a todas las familias, ¿o es que no se entiende? Yo me pregunto: ¿es que no se entiende?», dijo en esa oportunidad.

Con información de El Nacional

Deja una respuesta