Londres planea ampliar la entrada de inmigrantes por falta de trabajadores

Comparte

El Gobierno británico contempla la ampliación de los cupos de entrada de inmigrantes a Reino Unido para paliar la falta de trabajadores en sectores como los servicios sociales, la agricultura y el transporte, según adelanta este domingo el diario ‘The Times’. El Ejecutivo encabezado por Liz Truss anunciará en las próximas semanas una ampliación de la lista de sectores que pueden captar empleados en el extranjero, que no establece diferencias entre trabajadores de la Unión Europea (UE) y el resto del mundo. La medida afecta directamente a España, al ser uno de los principales países emisores de mano de obra hacia la isla. 

La primera ministra evalúa además rebajar el requisito de conocimiento previo de inglés que según algunas patronales dificulta la contratación, señala el diario británico. Entre otras ocupaciones, el Ejecutivo incentivará la llegada de ingenieros en telecomunicaciones a fin de contribuir a su objetivo de ofrecer Internet de banda ancha al 85% de los hogares británicos en 2025. Con la tasa de desempleo en el 3,6%, la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS) estima que hay 1,26 millones de puestos de trabajo sin cubrir en el Reino Unido. El sector de los servicios sociales necesita 105.000 empleados adicionales, la enfermería, 40.000 y el transporte, 100.000, mientras que el sector agrícola demanda 30.000 visados adicionales para trabajadores estacionales.

Hace justo un año, el Gobierno encabezado por Boris Johnson, ofreció hasta 10.500 visados de trabajo temporales a transportistas y empleados de la industria avícola extranjeros para tratar de paliar la escasez de mano de obra que golpea a diversos sectores debido al Brexit y la pandemia. La falta de transportistas provocó hace unos meses en el país colas en multitud de gasolineras del país, después de que estaciones de servicio de BP y otras compañías se hayan visto obligadas a cerrar instalaciones ante la imposibilidad llevar el combustible hasta los surtidores.

La Asociación de Transportistas por Carretera (RHA) ha advertido desde este verano de que se necesitan en torno a 100.000 conductores adicionales en el Reino Unido, una crisis que ha afectado también a los supermercados y la hostelería, entre otros ámbitos. Tanto los transportistas como los representantes de la industria cárnica y avícola han achacado parte del problema a la imposibilidad de contratar a europeos sin un visado de trabajo tras el Brexit y a la marcha de miles de comunitarios que residían en el Reino Unido a sus países de origen durante la pandemia, situación que su predecesora en el cargo busca revertir con la agilización de los trámites burocráticos. 

Con información de Europa Press