Lairé Cumare: Una madre debe ser la mejor aliada en la formación de sus hijos

Comparte

Lairé Cumare de Zavala, es licenciada en educación, en la mención Castellano y Literatura. Su trayectoria como educadora, le ha acreditado una densa experiencia, inspirada en principios éticos y morales, que durante 28 años han permanecido al servicio del sector formativo.

Forjadora de juventudes, como tránsito hacia el logro de metas profesionales, da cuenta, que sus inducciones pedagógicas, han sido acertadas. Hoy, muchos de estos jóvenes, se distinguen por su capacidad competitiva, cumpliendo importantes responsabilidades al servicio de la sociedad venezolana.

Se desempeñó como docente en el Distrito Acosta, Mirimire, siendo trasladada al liceo Ezequiel Zamora de Puerto Cumarebo, cumpliendo 28 años al servicio de la educación. Hoy, forma parte de los docentes jubilados, cumpliendo su rol de madre, con el acompañamiento de su esposo, el profesor Alejandro Zavala.

Es madre de 3 hijos, una ingeniero químico, una abogada, y un licenciado en Educación Física y Deportes, de los cuales, dos se encuentran en el exterior; uno en Perú, otro en Chile, tras la diáspora venezolana.

¿Cómo evalúa usted, el rol de una madre?

En primer lugar, el ser madre es una virtud o gracia impartida por Dios, para la formación de vidas, cuya responsabilidad va mucho más allá; se trata de forjar y moldear a nuestros hijos pensando en el futuro.

La madre tiene entre otras funciones, la formación integral de sus hijos, para que estos, puedan desempeñarse acertadamente, frente a los grades desafíos que demanda la sociedad.

De manera, que tal y como una madre oriente a sus hijos, así será su actitud, conducta y desempeño, respecto a las responsabilidades, que habrán de cumplir, como futuros padres y madres de familia; y como profesionales.

En mí caso, en el cumplimiento de mí responsabilidad como madre, el apoyo de mi esposo, ha sido esencialmente importante. Mi esposo siempre dispuso del tiempo para los momentos de esparcimiento y recreación de nuestros hijos. Estos, siempre recuerdan cada uno de esos momentos, que al transcurrir del tiempo, forman parte de recuerdos particularmente especiales para ellos.

Las madres debemos enseñar a nuestros hijos, a ser seguros en cada uno de sus procederes. Un hijo, logra una verdadera independencia, gracias a la formación que una madre y un padre le dan.

Una madre debe orientar siempre a sus hijos, desde el mismo momento que nacen, pasando por su niñez, su adolescencia, hasta que estos, estén debidamente formados para la vida.

¿Cómo celebra el día de las madres, sin sus hijos?

En mi caso, llevaba 33 años celebrando el día de las madres junto a mis tres hijos. Hoy, dos de ellos, se encuentran en el exterior desempeñándose acertadamente. Ciertamente, toda madre quiere estar con sus hijos, pero hay circunstancias que no lo permiten.

Sin embargo, la tecnología y los medios de comunicación han avanzado tanto, que todos los días estoy en contacto permanente con ellos, gracias a los teléfonos inteligentes y a los diferentes modos de comunicación.

Este es un día particularmente especial, donde no debe prevalecer la tristeza, por el contrario, sentir que ellos están cumpliendo una importante responsabilidad, y contribuyendo con el desarrollo de los países, donde se encuentran en la búsqueda de mejores condiciones de vida.

¿Qué consejos les da usted a las madres en su día?

Las madres debemos permanecer pendientes de la formación de nuestros hijos. Las madres debemos estar pendientes de la salida y la entrada de nuestros hijos; sobre todo, en estos momentos de grandes complejidades. Vivimos en medio de una sociedad, un tanto quebrantada por la vulneración de los principios y los valores familiares. Necesitamos restaurar esos valores.

Una madre debe ser la mejor amiga de sus hijos. Su interrelación debe ser constante, estar pendiente de su formación, para que sean ciudadanos íntegros y responsables, respecto a los roles que habrán de desempeñar en la sociedad.

Luis Hidalgo CNP 13501

Deja una respuesta