La importancia de los pequeños detalles, por Fredis Villanueva

Comparte

Nuestros antepasados nos llegaron a decir: “Los grandes corazones se conocen con los pequeños detalles”, en eso, ellos tenían mucha razón. Los viejos de antes (como decían en mi pueblo natal, Los Taques), nos enseñaron la importancia de las pequeñas cosas, de esas que monetariamente no cuestan mucho, pero emocionan y alegran corazones de las personas que nos rodean, por supuesto, que a nosotros también. Así que, sin más preámbulo, pasamos a desarrollar el tema de hoy: “La importancia de los pequeños detalles”.

Comencemos con la definición detalle, según el Diccionario de la Real Academia Española: Rasgo de cortesía, amabilidad, afecto… ejemplos de pequeños detalles hay una inmensa cantidad, que no los apliquemos, eso es otra cosa. Un elevado porcentaje de personas, les emociona y las hacen felices, cuando alguien de su aprecio le pregunta: ¿Cómo estuvo hoy tu día en el trabajo” o que le den un abrazo de esos que reconfortan en silencio o recibir una invitación a un paseo lento sobre la suave arena de una playa… En fin, son tantos los detalles… la vida se va edificando con esas pequeñas cosas, con la suma de instantes, de recuerdos hermosos.

La poeta, escritora y profesora estadounidense, Julia B. Cameron, afirma: “Los milagros son pequeñas miniaturas diarias, que se van sumando para convertirse en grandes milagros. Esos diminutos pasos que nos llevan en la dirección correcta”, traigo a colocación la frase de la profesora, Cameron, porque el detalle está relacionado con la literatura, con la necesidad de escribir y con la obsesión por observar… Al leer, uno debe notar y acariciar los detalles, para quienes les encantan leer, saben que la literatura está en el detalle. Cada detalle en la vida, está lleno de literatura, la gente que escribe sabe que es así.

A todas esas personas que nos aprecian, nos sostienen, nos acompañan y nos dan su cariño incondicional, debemos manifestarles nuestro amor y agradecimiento con detalles. Pequeñas acciones que podemos hacer todos los días y que les demuestren lo importante que son para nosotros. Son esos pequeños detalles los que crean vínculos duraderos con quienes amamos y hacen inolvidables muchos momentos.

Los pequeños detalles, son los que verdaderamente importan, porque demuestran con quienes nos gustaría conectarnos emocionalmente.

En mi muy humilde reflexión final, pienso que: No olvidemos esos pequeños detalles que hacen importante un determinado momento, que antes, lo considerábamos insignificantes. Recordemos que un día normal, se compone de pequeños instantes que estamos viviendo aquí y ahora. Tengamos siempre en cuenta que alcanzar un objetivo, una meta o un resultado, eso depende de cantidad y calidad de pequeños detalles impotartantes.

En definitiva, una relación saludable y estable, se fundamenta en la suma de pequeños detalles, que a la larga son muy importantes.

Gracias por invertir u valioso tiempo en leerme, ojalá se sienta gratificado por la inversión del mismo.

¡Un abrazo lleno de bendiciones!

¡Hasta el próximo miércoles, Dios mediante!

Por Fredis Villanueva.