La Consideración

Comparte

La primera vez que escuche la palabra consideración, siendo un niño, fue a través de la boca de Mamatila (mamá), cuando por irnos apurados a jugar, mi hermano Edgar Segundo y yo, dejamos las camas desarregladas, por ese motivo Mamatila, un poco enojada, dijo: “A mí nadie me considera, ni mis hijos”, por supuesto, que ella estaba exagerando, porque siempre hay alguien que se conduele de uno. Esa frase no solo me marcó, sino que me dolió, porque más que una consideración ayudar en los quehaceres de la casa, es nuestra responsabilidad, cooperar en cualquier lugar o situación en que nos encontremos. Así que, sin más preámbulo, pasamos a centrarnos en el tema de la consideración

El termino consideración proviene del latín “consideratio”, pudiésemos decir, que la palabra consideración, es algo similar a un vector, ya que la podemos dirigir con variables de magnitudes, direcciones y sentidos, por lo general, su efecto y grado de acción, está basado en la reflexión, la responsabilidad el respeto y la generosidad.

Es interesante en darnos cuenta como la palabra consideración puede ser un excepcional acto reflexivo en cada uno de nosotros que nos conduzca a incluir en nuestro pensamiento,estrategias que pueden servirnos en determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando decimos: “Deseo someter a consideración tal o cual solicitud o proposición”. En este caso, la palabra consideración se refiere al proceso de reflexión en donde hay que tomar una decisión, analizando todas las variables, opciones y posibilidades existentes, con el objetivo de encontrar la mejor solución posible.

Ahora bien, toda repuesta reflexiva es contraria a la emotiva, de manera, que el solo hecho de  reflexionar, eso se lleva su tiempo y puede ser dificultosa, pero a la final, es lo que nos permite acercarnos más y mejor a lo que deseamos.

Por otro parte, ciertamente, que conocemos personas que son consideradas, pero también las conocemos desconsideradas. La peor desconsideración que podemos observar, día a día, porque está a la vista de todos es en los jerarcas de esté régimen, que por su propio egoísmo e intereses, están matando a más de un 85% de hambre a los venezolanos, sin tomar en cuenta más de cinco millones de connacionales que emigraron en búsqueda de un mejor futuro.

La persona considerada, aprecia éste valor y se caracteriza por tolerar las diferentes opiniones. Además, respeta los pensamientos y sentimientos de los demás. Esta clase de persona, conserva un gesto de amabilidad hacia la gente, siempre dispuesta en brindar apoyo en el momento oportuno.

En mi muy humilde reflexión final, pienso que: si pensamos que la vida es finita y la miramos desde los ojos del alma, entenderemos que todo es como un eco, se regresa, entonces, cooperaríamos más con los demás, eso lo llamaríamos un acto de consideración por excelencia, lo contrario al engaño.

Para finalizar, en lo personal, tengo la firme creencia que entre menos uno molesta es más considerado, porque está consciente que las otras personas están en sus actividades importantes para ellas.

En síntesis: consideremos hasta donde nos sea posibles y molestemos lo menos posibles,  

Gracias por invertir su valioso tiempo en leerme, ojalá se sienta gratificado por la inversión del mismo.    

¡Un abrazo lleno de bendiciones!  ¡Hasta el próximo miércoles, Dios mediante!

Por Fredis Villanueva

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *