Informe Otálvora: Decenas de países ya objetan proceso electoral convocado por el chavismo, por Edgar C. Otálvora

Comparte

En Guyana continúa el intento del actual mandatario David Granger de materializar un golpe de Estado desconociendo los resultados de las elecciones parlamentarias del 02MAR20. Conteos y reconteos verificados por observadores del Caricom y validados por la OEA dan como ganador al partido opositor liderado por Irfaan Ali quien reclama su triunfo.

Las amenazas del gobierno de EE. UU. sobre endurecer su posición ante Grager se concretaron el 15JUL20, cuando el Departamento de Estado anunció la implementación de restricciones de visas a los “responsables o cómplices de socavar la democracia en Guyana” y a sus familiares. Si bien el comunicado no precisaba nombres de sancionados, en una rueda de prensa el secretario Mike Pompeo fue preciso: “el gobierno de Granger debe respetar los resultados de las elecciones democráticas y hacerse a un lado”. La cancillería de Brasil emitió un comunicado el 15JUL20 afirmando que el desconocimiento de los resultados electorales “plantea una seria amenaza para la estabilidad en Guyana y una desviación de los compromisos democráticos que debe cumplir en el contexto regional y hemisférico”. Para el 21JUL20 fue convocada una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para analizar la situación guyanesa.

Por su parte, el gobierno del Reino Unido anunció que no reconocerá un gobierno fraudulento en Guyana. El secretario de Relaciones Exteriores británico Dominic Raab dijo el 17JUL20 que “cualquier gobierno que jure sobre la base de resultados no creíbles se enfrentará a una fuerte condena internacional”. Advirtió además que su gobierno inició el “proceso de poner esas consecuencias en marcha”.

*****

Rusia difundió la falsa versión según la cual una nave de guerra de EE. UU. navegó cerca de Venezuela portando armamento nuclear.

La segunda “operación de libertad de navegación” realizada en menos de un mes por EE. UU. en aguas frente a Venezuela, fue ejecutada el 15JUL20 por el destructor USS Pinckney operando como parte de la Cuarta Flota de EE. UU. bajo órdenes del Comando Sur. Si bien las operaciones de “libertad de navegación” han sido realizadas por la Armada de EE. UU. frente a las costas venezolanas  desde el año 2000, las recientes misiones se han cumplido bajo lo que oficialmente el Comando Sur denomina “la operación mejorada de narcóticos del presidente Trump”, como parte  de la planeada ampliación de la capacidad bélica en el hemisferio occidental y en obvia sincronía con la presión política sobre el régimen chavista.

*****

Previamente el 23JUN20, el destructor USS Nitze análogo al USS Pinckney, ambos destructores clase Arleigh Burke, había cumplido una misión similar. La acción consiste en navegar a una distancia superior a las doce millas, poco más de veintidós kilómetros con respecto a la costa, área que ya no es mar territorial venezolano y por lo tanto se consideran aguas internacionales a los efectos de la navegación. En ambos casos el Comando Sur procedió a publicitar la misión en simultáneo a su ejecución justificándola como respuesta al “excesivo reclamo marítimo de Venezuela en aguas internacionales”.

Según un comunicado emitido el 16JUL20 por la cancillería del gobierno Maduro, el USS Pinckney navegó a 16,1 millas náuticas, poco menos de treinta kilómetros de la costa venezolana en aguas ya situadas en lo que se denomina “zona contigua” de soberanía restringida pero que ya no es considerado como “mar territorial”. Sobre el exacto recorrido de la embarcación ninguna de las partes se ha pronunciado. En el usual estilo de los comunicados de la cancillería chavista de inspiración habanera, el ministro Jorge Arreaza aseguró que la presencia ostensiva del destructor estadounidense había sido “de manera furtiva” y la calificó como “un inexcusable acto de provocación errático e infantil”.

El gobierno ruso, por intermedio de su agencia de noticias Sputnik, difundió un cable que supuestamente copiaba el comunicado del Comando Sur: “Hoy, el barco destructor USS Pinckney [DDG 91] de la clase Arleigh Burke, armado con misiles nucleares, desafió el excesivo reclamo de Venezuela en aguas internacionales”. El comunicado emitido por el Comando Sur no hacía referencia a dotación de armamento nuclear a bordo del USS Pinkney. La delicada referencia a misiles nucleares en la nota rusa no fue patentemente un error de transcripción o de traducción. Venezuela es uno de los temas de tensión entre Moscú y Washington y el aparato de propaganda ruso suele direccionar ataques contra la política de EE. UU. hacia Venezuela.

El 15JUL20, durante una entrevista con The Hill, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, fue interrogado sobre usuales conversaciones con sus contrapartes rusos. Pompeo afirmó que en esas conversaciones además de posibles áreas de interés común, suele tocar aquellos temas “en los que no estamos de acuerdo” y que “socavan intereses importantes de seguridad nacional de EE. UU.” ejemplificando con “la participación de Rusia” en Venezuela y en Siria.

*****

El 10JUL20, Donald Trump realizó una rápida visita al estado de Florida para visitar el Comando Sur, presidir un evento de opositores de Venezuela, Cuba y Nicaragua y, asistir a un evento de recaudación de fondos electorales.

En el cuartel general del Comando Sur, en Doral, Miami, Trump sostuvo un encuentro con altos oficiales acompañado de su asesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien, el secretario de Defensa Mark Esper, el zar antidrogas Jim Carroll, el secretario interino de Seguridad Nacional Chad Wolf y el congresista Mario Díaz-Balart entre otros altos funcionarios. El objeto de la sesión que fue difundida públicamente, era conocer los resultados de la operación antinarcóticos ordenada el 01ABR20 por Trump en las áreas de responsabilidad del Comando Sur en el Caribe y el Pacífico.

En una intervención solicitada por Trump, el asesor de Seguridad Nacional fue el encargado de conectar los temas “narcotráfico” y Venezuela: “Los traficantes usan sus fondos con fines nefastos, entre ellos para financiar el régimen de Nicolás Maduro, el régimen ilegítimo en Venezuela (…) durante años, Venezuela ha inundado a los EE. UU. con cocaína. Envenena nuestras comunidades y alimenta una peligrosa epidemia de adicción que amenaza la seguridad de todos los estadounidenses”. Luego se escucharía la presentación del almirante Faller, comandante del Comando Sur sobre los resultados de las operaciones.

*****

Durante su explicación a Trump, el almirante Faller presentó a dos miembros de su comando, procedentes de las fuerzas militares de Colombia y Brasil. Se trata del general de brigada del Ejército colombiano Juan Carlos Correa Consuegra quien forma parte del alto mando del Comando Sur como director de la Dirección J7 “Ejercicios y Asuntos de la Coalición”. “El presidente Duque nos ha enviado lo mejor de sí y ha pagado por ello.  Así que viene aquí totalmente pagado por Colombia y trabaja para mí.  Y es un reconocimiento de que Colombia estuvo con nosotros en la Guerra de Corea y está con nosotros hoy” dijo Faller.

El segundo en ser presentado fue el mayor general de la Fuerza Aérea de Brasil David Almeida Alconforado quien es el segundo en la Dirección J5 de “Estrategia, Políticas y Planes” del Comando Sur. “Una vez más, brasileños, pagando para que viniera aquí y trabajara para mí para hacer una diferencia en seguridad. Brasil ha estado con nosotros desde la Segunda Guerra Mundial y nuestra relación se está haciendo aun más fuerte” explicaba Faller a Trump.

Por cierto, en la línea de mando del Ejército del Sur, dependiente del Comando Sur, se encuentra otro brasileño: el general de brigada del Ejército de Brasil Alcides Valeriano de Faria Júnior, quien desde el año 2019 ocupa la posición de subcomandante general del Ejército Sur de EE. UU.

*****

La decisión del régimen chavista de renovar las autoridades electorales obviando a la Asamblea Nacional, designando a chavistas y socios políticos, fue objeto de análisis en la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea celebrado el 13JUL20. El alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Josep Borrell presentó las conclusiones de la reunión.

La nota publicada por el Servicio Exterior de la UE, dando cuenta de las declaraciones de Borrell, anunciaba que el alto representante había propuesto la realización de una “reunión ministerial del Grupo Internacional de Crisis”, lo que parecía una extraño giro por tratarse ese de un ente privado. El Informe Otálvora consultó con el SEUE sobre tan curiosa propuesta y recibió el 14JUL20 como respuesta: “es un error. El texto tendría que ser “international contact group”. Lo vamos a cambiar pronto”, como en efecto ocurrió.

En definitiva, según Borrel los ministros de Exteriores decidieron “enviar un fuerte mensaje al régimen de Maduro sobre su última decisión” en relación al tema electoral. Borrel se dispone a “convocar una reunión ministerial del Grupo de contacto internacional, junto con otros actores clave, para analizar las condiciones en las que se celebrarán las próximas elecciones parlamentarias”. Las autoridades electorales designadas por el Tribunal Supremo de Justicia controlado por Maduro, procedieron rápidamente a modificar la legislación electoral sobre los métodos de elección y la composición de la Asamblea Nacional, así como a convocar elecciones parlamentarias para el 06DIC20.

Con información de Runrun.es

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta