HumVenezuela | 10,9 millones de venezolanos tienen hambre crónica debido al deficit de consumo de alimentos

Comparte

La organización HumVenezuela difundió su último informe sobre la Emergencia Humanitaria Compleja que persiste desde el 2015. Según este documento la Emergencia Humanitaria Compleja está en “alza”.

De acuerdo con el informe, en el país existen más de 19 millones de personas con necesidades humanitarias, de los cuales 10,4 millones afrontan privaciones severas. Estos son de los datos más dramáticos del “Informe de seguimiento a los impactos de la Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela tras el confinamiento por COVID”, de HumVenezuela.

La población total objeto del informe es de 28,7 millones de personas. De esta población 19,1 millones se encuentran con necesidades humanitarias de salud y en materia de agua y saneamiento.

También precisa que de los 28.7 millones de personas, 18,7 millones tienen problemas de alimentación. Mientras que 6,2 millones de niños, niñas y adolescentes enfrentan serias dificultades para recibir una educación básica de calidad o están fuera del sistema educativo.

En promedio, 55% presenta necesidades humanitarias severas: 65,7% en alimentación, 56% en salud, 55,5% en agua y saneamiento, y 54,8% en educación. Estos datos revelan que el hambre sigue siendo uno de los mayores problemas para la población en general.

HumVenezuela no descarta que esta severa crisis humanitaria siga profundizándose como consecuencia de “las medidas de confinamiento entre los años 2020 y 2021 para contener la transmisión de la COVID-19”.

Las medidas restrictivas aplicadas por el gobierno nacional contra la COVID-19, empeoraron las condiciones de vida del venezolano que persiste como la “caída estructural de las capacidades internas a niveles muy profundos en un contexto de desinstitucionalización y gran incertidumbre para resolver la falta de gobernabilidad democrática y la ausencia del Estado de derecho”.

Todo este escenario sigue causando masivas privaciones de derechos que se manifiestan en pobreza, hambre, violencia, colapso de servicios básicos, ausentismo y abandono escolar, mala salud, muertes evitables y la mayor y más veloz migración forzosa ocurrida hasta ahora entre los países de América Latina y El Caribe.

Con información de Radio Fe y Alegría