Fundasema cerró sus puertas ante fallas en infraestructura

Comparte

La Fundación Semillas del Mañana nació hace tres años, de una iniciativa de un grupo de jóvenes que contaron con el respaldo de los empresarios marítimos de Punta Cardón, para atender a 250 niños de los sectores vulnerables de la parroquia.

En la actualidad solo cuentan con una matrícula de 100 menores que asisten a tareas dirigidas, así como a clases de música y algunas disciplinas deportivas.

Sin embargo, la acción de Fundesama se vio perjudicada por las malas condiciones de infraestructura que presenta la casa comunal del sector 23 de Enero, lugar donde atienden a los pequeños.

La humedad se apoderó de los techos, y muchas de sus láminas están levantadas, además que el riesgo a la salud por la presencia del moho es inminente.

Esas razones motivaron al cierre de las actividades de la Fundación, que hoy, a través de Amanda Martínez, directora de planificación académica, Adán Ávila y Ángela Ruiz de Martines, solicitaron el rescate de las instalaciones para continuar formando a los niños de escasos recursos.

Los voluntarios requieren del concurso de toda colectividad pero principalmente de la alcaldía de Carirubana, la gobernación y los empresarios que hacen vida en la localidad.

Señalaron que los aportes los requieren en materiales para arreglar la sede de la casa comunal y así ejecutar un trabajo que ha sido apreciado por los padres de los muchachos que integran Fundasema.

Blanca Sánchez CNP 9237

Deja una respuesta