Entretenimiento

Felipe Peláez presentó a su nuevo acordeonero Mateo López

Comparte


Este joven de tan solo 28 años se muestra muy fresco y con un deseo latente de aportar no solo en lo musical, sino también en todo lo que tiene que ver con la proyección de la llamada “Súper Banda” de Pipe, pues posee una amplia experiencia. Desde muy pequeño toca el acordeón y lideraba un proyecto musical en Medellín que llevaba por nombre “Mateo López y el Team” que ahora deja a un lado para concentrarse en esta nueva oportunidad que le llegó, a su criterio, en “el momento justo”.

Su sueño se hizo realidad, pues en lo que fuera su primer acercamiento con los medios venezolanos aseguró que desde siempre ha admirado el talento e inteligencia de “Pipe”, afirmando que este “siempre ha ido un paso más adelante” en lo musical, sobre todo en lo que a fusión de géneros se refiere.

“A Felipe lo conozco hace 12 años, yo empecé a tocar acordeón a los 13, lo conocí de 16 años y en esa temporada me subía a tocar en el escenario para apoyarme e incentivarme en lo que me apasionaba; cada vez que podía lo suplía en sus grabaciones o shows, sobre todo en época de pandemia cuando no se permitían los vuelos o presentaciones en vivo.

Ahí estuve yo acompañándolo desde Medellín con el mismo entusiasmo que tengo ahora. Desde entonces nos había unido una amistad laboral, luego una más cercana con su familia y lo bonito de todo es que ahora estamos juntos con una gran responsabilidad”, dijo López.

A su criterio, una vez que recibió el mensaje del mánager Nelson Peláez y luego la llamada de Felipe para oficializar su unión, éste joven no sintió más que agradecimiento y la certeza de que le tocaría una ardua, pero significativa labor de darle continuidad a la tan exitosa trayectoria que posee la agrupación.

“Estoy muy feliz y agradecido, porque es un artista de talla internacional, es un gran amigo, me sentí en familia inmediatamente en los ensayos, porque ya a gran parte de los muchachos de la banda los conocía. No puedo negar que me invaden los nervios, pero también la visión de que seguiremos trascendiendo en lo musical. Tengo muchas ganas de hacer cosas nuevas y pongo a Dios por delante para que me ayude a lograrlo”, añadió el acordeonero.

“La gente de Venezuela es muy amable, cariñosa, servicial, me siento como en casa cuando comparto con cada uno de ellos”, agregó López.

Por ahora, a Felipe Peláez y Mateo López, le toca asumir una apretada agenda de presentaciones en Colombia y Venezuela, así como una gran cantidad de actividades que permitan seguir consolidando esta agrupación que es aclamada en todas partes.

De esta manera, el estilo romántico de Pipe continuará de la mano de este joven paisa quien conoce bien de cerca el género, por lo que se espera habrá más melodías que llegarán directo al corazón de todos.

Con información de Versión Final