Escasez de combustible recrudece en cinco municipios de Monagas

Comparte

La inexistente distribución de combustible en los municipios: Sotillo, Uracoa, Libertador, Bolívar y Caripe obliga a sus habitantes a enfrentarse a consecuencias como: paralización del transporte público, disminución de la producción agropecuaria, protestas e incluso caminar largos trayectos para llegar a sus sitios de trabajo o hacer diligencias.

Maturín. En el municipio Sotillo, ubicado al sur de Monagas tienen más de un mes sin distribuir gasolina lo que ha incrementado el bachaqueo con el combustible. Los pobladores aseguran que las mafias que operan en la zona ofrecen el litro de gasolina en 3 dólares (12,54 bs). Son los productores los más afectados ante esta situación pues tienen que recurrir al alto costo para poder viajar hacia sus unidades de producción.

“Esto aquí en Sotillo es como un hecatombe. Este pueblo se ha ido de las manos de las autoridades. Aquí venden la gasolina al precio que mejor les parece porque saben que no hay y es muy difícil conseguirla. Uno en medio de sus desespero por salvar su producción le compra a terceros en hasta 3 dólares por litro”, comenta Cesar Boutto, productor agropecuario.

Boutto comenta que la producción de carne en su finca ha caído en 10% y detalla que son más de 300 los productores del municipio que están siendo afectados por la falta de gasolina y gasoil. Añade que en la zona sur (Sotillo, Uracoa y Libertador) hay más de 600 productores que han tenido que ingeniárselas para sacar a adelante su producción por la escasez de gasolina.

La producción ahorita está muy mal porque se ha sumado a la escasez de gasolina, el mal tiempo por las constantes lluvias que mantienen la sabana anegada. Todo se ha venido al suelo, estamos tratando de sobrevivir porque la inversión que hacemos no representa la producción que tenemos”, agregó.

Los ciudadanos de a pie también se ven afectados pues el transporte público es inexistente y deben caminar aproximadamente ocho kilómetros desde Barrancas del Orinoco hasta el cruce de Tucupita.

En el municipio Bolívar, la falta de combustible ha recrudecido al punto que el transporte público se paralizó durante esta semana. Los ciudadanos que trabajan en Maturín no pudieron salir de Caripito (Capital de Bolívar) pues no había unidades prestando el servicio.

La incertidumbre crece ante la falta de información. Los ciudadanos desconocen por cuanto tiempo estará sin trabajar el transporte en la localidad y manifiestan que ni siquiera los transportistas tienen conocimiento sobre una posible solución.

Le preguntamos a los choferes si se va a paralizar el transporte por varios días y ellos tampoco saben porque el problema es que acuden a las estaciones de servicio para poder surtir y les dicen que no hay gasoil sin explicarles cuándo llegará una gandola”, destaca Eneida Araguayan.

Caripe es otro de los municipios que se suma a esta constante denuncia. Es uno de las principales zonas de producción agropecuarios, los cariperos protestaron este lunes 11 de octubre, en demanda de combustible.

Los choferes de camiones decidieron trancar la vía principal del municipio para exigir a las autoridades atención en cuanto al abastecimiento de gasolina y diésel. Parte de la molestia recae en que el pasado domingo 10 de octubre, abstecieron de combustible para trasladar a la militancia del PSUV a los centros electorales a propósito del simulacro, así lo denuncian los habitantes de Caripe.

“Para los rojos si hay gasolina, pero para nosotros que queremos trabajar, que andamos cargando los alimentos nos dicen que no hay gasoil. Esto no se aguanta más, por eso trancamos el lunes y seguiremos trancando la calle hasta que nos pongan full de gasoil los camiones”, comenta Edwin Marcano, transportista.

Bachaqueros ligan la gasolina y el gasoil para rendirla

La escasez de combustible y proliferación de los revendedores no son los únicos problemas que afectan a los habitantes de Sotillo, también denuncian que los grupos de bachaqueros han ido más allá al momento de vender el combustible pues para rendirlo ligan la gasolina con el gasoil.

Ligan la gasolina y el gasoil en los tambores para después revenderlos por garrafa. Por lo menos a un tambor de 200 litros de gasolina le echan 10 litros de gasoil. Esto afecta a los carros, porque no es gasolina pura, es un combustible diferente y eso lo tenemos que comprar hasta en tres dólares porque es lo que hay ¿y que vamos a hacer?”, sentenció Boutto.

Gobernación reconoce situación “critica”

El pasado 1 de octubre el gobernador de Monagas, Cosme Arzolay, reconoció que la falta de gasolina en el estado es “critica” aseguró que esto obedece a la falta de gandolas para transportar el combustible y prometió que el problema sería resuelto.

“Nosotros teníamos un cupo de seis cisternas diarias y se nos dañaron tres en un mismo día. Esta situación afectó la distribución de gasolina, pero ya dentro de poco tendremos nuevamente las seis cisternas”, manifestó.

Promesa incumplida

Hace casi cuatro meses, el 21 de junio, el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, afirmó que en pocas semanas desaparecerían las colas en las estaciones de servicio y que la producción de crudo para finales de este año se cuadruplicaría. Sin embargo, los reportes en las regiones siguen mostrando el escenario de largas filas en las bombas de gasolina así como las largas horas que psana los conductores y transportistas para poder abastecerse de combustible.

El 29 de septiembre, Yván Freites, del sindicato único de Trabajadores Petroleros, Gasíferos y Conexos del estado Falcón, informó a Crónica.Uno, vía telefónica que: “La falta de producción de gasolina en el país es evidente, y tras la paralización del Complejo Refinador Paraguaná (CRP) no se está produciendo nada, los inventarios la semana pasada estaban en 85.000 barriles, los cuales los desvían solo para la capital de manera de abastecer ese mercado interno y las estaciones de servicio de Caracas”.

Freites aseguró que sí hay producción de diésel (gasoil) con stock de 45.000 barriles/día. La planta Catalina de Amuay está apagada desde mediados de septiembre cuando se registró el blackout.

Con información de Crónica Uno