Sucesos

Encuentran cadáver del exmilitar venezolano secuestrado por falsos policías en Chile

Comparte

El fiscal del Ministerio Público de Chile Héctor Barros confirmó en la noche de este viernes 1º de marzo que el cadáver encontrado por la Policía de Investigaciones (PDI) horas antes corresponde al exmilitar venezolano Ronald Ojeda, secuestrado el pasado 21 de febrero por individuos disfrazados de policías chilenos.

«Se han realizado las pericias al cuerpo que fue encontrado y finalmente podemos, en base a las pruebas, confirmar que corresponde a Ronald Ojeda, la víctima de secuestro. La data de muerte aproximada, de acuerdo al médico, detalla que es de unos siete o seis días, por lo que coincide con el secuestro», informó Barros a los medios.

La Fiscalía agregó que, como parte de este operativo, fue detenido un primer sospechoso del secuestro. Se trata de un venezolano de 17 años que se someterá a una audiencia de control de detención en la mañana de este sábado 2 de marzo. De igual forma, emitieron otras dos órdenes de detención contra individuos de los que no se ofrecieron detalles.

Un reporte previo del Equipo contra el Crimen Organizado y Homicidios de la Fiscalía ya advertía sobre el hallazgo de un cuerpo sin vida bajo una capa de cemento, encontrado durante un operativo ejecutado en un campamento de la comuna de Maipú, ubicada en Santiago.

¿Quién fue Ronald Ojeda?
Ronald Leandro Ojeda Moreno, de 32 años, es un exmilitar venezolano que fue destituido de la Fuerza Armada Nacional (FAN) tras ser acusado de participar en una conspiración para asesinar a Nicolás Maduro.

A pesar de que la destitución se produjo este mismo año, su historial como enemigo a ojos de la administración de Nicolás Maduro inició siete años atrás. En abril de 2017, cuando aún mantenía su rango de primer teniente de la FAN, fue detenido por su presunta participación en la operación Espada de Dios, nombre que recibió una rebelión de militares que, según las investigaciones de las autoridades, pretendía asaltar cuarteles en el país.

En diciembre de ese mismo año se fugó, junto a otros militares, del Centro Nacional de Procesados Militares Los Teques, mejor conocido como la cárcel de Ramo Verde. El grupo denunció que había sufrido diversas torturas durante su detención.

En noviembre de 2022, Ronald Ojeda Moreno protestó frente al palacio de La Moneda, en Santiago, en contra de las negociaciones entre la oposición venezolana y el oficialismo en México. A su vez pidió por la liberación de los presos políticos en su país.

El pasado 24 de enero, el ministro de Defensa venezolano, G/J Vladimir Padrino López, informó sobre la expulsión de 33 efectivos de la Fuerza Armada Nacional debido a sus «implicados en conspiraciones» contra la administración de Nicolás Maduro. En la lista figura Ojeda Moreno, quien es señalado de estar involucrado en la operación «Brazalete Blanco» que, según la Fiscalía venezolana, consistía en ataques a instalaciones militares en Táchira y el atentado contra el gobernador de ese estado, Freddy Bernal.

Secuestro en Chile
Para el 21 de febrero, el Ministerio Público de Chile informó que investigaba el secuestro del venezolano Ronald Leandro Ojeda Moreno, quien habría sido raptado durante la madrugada en su vivienda en la capital Santiago.

Según la información de la causa, obtenida por el diario La Tercera, cuatro individuos ingresaron al apartamento de Ojeda Moreno, ubicado en la comuna Independencia –al centro norte de la ciudad– simulando ser integrantes de la Policía de Investigaciones.

Un día más tarde, el Gobierno de Chile hizo gestiones para conversar con la Cancillería venezolana sobre el caso del exteniente. La vocera de Gobierno del presidente Gabriel Boric, Camila Vallejo, realizó reuniones dado la urgencia del caso y la importancia que tiene para su país que la situación sea esclarecida.

«Nuestro embajador Jaime Gazmuri ya está haciendo las gestiones para poder tener una conversación con el viceministro para las Américas de la Cancillería venezolana y tenemos contacto en todos los niveles, o sea contactos a nivel de gobierno, policial y a través de las fiscalías correspondientes», señaló la funcionaria de Chile. Los hechos coincidieron con las vacaciones de Boric.

El general director de Carabineros de Chile, Ricardo Yáñez, desestimó el 23 de febrero considerar que hubo fallas de inteligencia en ese cuerpo de seguridad en el caso, ya que a su juicio se necesita analizar lo que ocurrió para poder hacer un balance.

«Hablar de fallas en este minuto no corresponde, porque para eso hay que hacer un análisis, hay que juntarse con todo el sistema de inteligencia para poder hacer una evaluación de qué es lo que se ha hecho y qué es lo que no se ha hecho», sostuvo.

Luego, el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, negó que el gobierno de Nicolás Maduro tuviera algo que ver con el secuestro al desestimar los señalamientos del comisario Iván Simonovis, quien dijo que funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) realizaron una «incursión ilegal» en la que se hicieron pasar por funcionarios de Migración de Chile y lo «secuestraron»

«Venezuela no tiene nada que ver con ese secuestro. La duda ofende. Sigan dándole protección a mafiosos, que la propia mafia les cobra», dijo durante el programa, que es transmitido por el canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV).

Con información de TalCual