Editorial

EDITORIAL | Primaria, Voto y Libertad

Comparte

Este sábado 24 de junio, expira el tiempo otorgado por la Comisión Nacional de Primarias para la inscripción de los candidatos que aspiran regir la primera magistratura nacional del sector de  oposición.

Desde esta trinchera celebro y felicito a todos y cada uno de los precandidatos que dieron un paso al frente para contarse; pues, todos serán parte fundamental de esta lucha histórica que toca dar para vencer el oscurantismo y transitar de manera unificada el camino hacia la libertad y la recuperación de la democracia.

Lograr mantener un mecanismo que permita a la gente expresarse y decidir quien nos representará no ha sido nada fácil. El trayecto está plagado de enemigos, minado de obstáculos, sorpresas y limitaciones, desde la renuncia de los rectores del CNE con la velada intención de torpedear el proceso de Primarias hasta sectores que se dicen de oposición y que decidieron saltarse el proceso atentando sin duda contra la unidad.

Este proceso cívico debemos cuidarlo los ciudadanos a toda costa, de la mano de los partidos, gremios, estudiantes, sindicatos pero sobre todo debe ser impulsado por la sociedad civil.

El proceso apenas empieza y ya comenzaron a caer caretas, es evidente que la mayor fortaleza del gobierno es la división del voto de la oposición y en ello empleara monigotes, payasos y maromeros.

Una de las aristas más interesantes de lo que está por venir es que veremos de manera evidente quienes realmente van a jugar al país o a sus intereses mezquinos, cálculos políticos o económicos solapados.

Quien quiera ser Presidente y no se quiera contar sino ir directo al 2024 no juega al país y debemos identificarlos como agentes de la división.

Esta cruzada ciudadana no acepta ambigüedades sino determinación, coraje y valor para con el voto masivo definir al abanderado que será apoyado por todos.

Ratifico mi reconocimiento y respeto a todos los que decidieron contarse, pronto todos seremos uno al lado del noble pueblo de Venezuela quien volvera a hacer historia.

Atilio Yanez Plaza.