Cuarentena en Venezuela disparó los saqueos

Comparte

El pasado 23 de abril, en el centro de Upata, estado Bolívar, se escucharon detonaciones. Por las calles, hombres y mujeres corrían con lo que tenían en las manos: paquetes de harina de maíz, harina de trigo, pasta, botellas de leche. Habían saqueado al menos cuatro comercios de alimentos que quedaron desperdigados por el suelo. Cerca de allí, un hombre quedó tendido en el pavimento con un hilo de sangre. Era la huella que le habían dejado los dos impactos de bala en su cabeza. La mancha quedó en el piso incluso después de que se lo llevaron. Con tiza, alguien escribió en la vía: “Murió X hambre. Polipiar”.

Charli Antonio Núñez Palma, de 29 años, fue la primera –y hasta ahora única- víctima fatal de los saqueos que se desencadenaron durante la cuarentena que comenzó el pasado 16 de marzo y que ordenó la administración de Nicolás Maduro para frenar la propagación de la covid-19 en el país. Pero antes de que lo matara un funcionario de la Policía Municipal de Piar, ya en Venezuela habían ocurrido al menos 14 saqueos e intentos de saqueo tanto a comercios como a camiones en días de pandemia.

De acuerdo con la base de datos de Runrun.es sobre estos eventos, en los primeros cincuenta días de cuarentena que se cumplieron este lunes, 4 de mayo, en el país se produjeron 18 saqueos y 10 intentos de saqueo en 10 estados. 

Reportan saqueos en Upata por escasez de alimentos y gasolina

Las cifras recolectadas también arrojaron que durante estos hechos 158 personas fueron detenidas, mientras 14 resultaron heridas.

Los saqueos de Upata, así como otros ocurridos durante la misma semana, fueron supuestamente motivados por el alza del precio de los alimentos, debido a la subida del dólar que se había registrado en los últimos días (pasó de 140.000 a más de 200.000 Bs. en apenas cuatro días). 

Aunque Nicolás Maduro no se refirió a estos eventos en ninguna de sus alocuciones, el vicepresidente sectorial para la Economía, Tareck El Aissami, anunció la aplicación de un “plan nacional de fiscalización cívico-militar” contra la especulación, así como la publicación de una lista de precios acordados de los rubros básicos de alimentación.

Con información de Runrun.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *