Cuando ayudar a los más necesitados se convierte en una forma de vida

Comparte

Cuando se tiene un hijo se tienen todos los hijos del mundo. Esta frase de Andrés Eloy Blanco identifica a varias fundaciones dedicadas a ayudar a los niños con patologías oncológicas en el estado Falcón.

A la unidad pediátrica infantil del Hospital de Niños de Punto Fijo a diario llegan pequeños junto  a sus padres en busca de ayuda y de una mejor calidad de vida. En su mayoría son de escasos recursos y es allí donde las fundaciones hacen de su trabajo.

Uniendo fuerzas los buenos son más

Liz Chirino, presidenta de la Fundación Entre Todos, comentó que desde hace tres años empezaron con esta labor que no ha parado. La iniciativa de ayudar a los niños nace de corazón en las visitas a los hospitales, donde llevaban dulces y comida a los enfermos y sus acompañantes.

Conocer a niños con patologías oncológicas, fibrosis quísticas, hidrocefalia y parálisis cerebral fue un flechazo directo al corazón, confesó Chirinos. “Nos enfocamos en ayudarlos, empezamos a tocar puertas para conseguir sus tratamientos, estudios y alimentación”.

“La orden es no parar”. Con este grito de guerra han logrado hacer enlaces con más fundaciones y personas de buen corazón, que siempre aportan un granito de arena para estos pequeños.

La presidenta de la fundación celebra que seres generosos cada día se suman, logrando beneficios en grande para una población infantil vulnerable que necesita ayuda.

Una mano amiga también suma alegría

Otras de las fundaciones que ayuda a estos pequeños guerreros venezolanos es la presidida por Norkys Saavedra y se llama Manitos de luz Punto Fijo.

Su labor es la de detectar los casos y hacerlos virales, a través de la difusión en las plataformas digitales.

En principio, establecen un contacto directo con el niño y sus padres por medio de visitas. La finalidad es recopilar la información que permita tocar la fibra y el corazón de quienes deseen ayudar. Hacen imágenes, audios y videos que narran la historia del protagonista.

Cada día son más los niños con los que pueden colaborar. Norkys Saavedra reconoce que es posible que no se tenga dinero, pero la iniciativa y la disposición suman fuerzas suficientes para conseguir lo que ellos necesitan.

Nairobis Peña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *