Conindustria pide devolver empresas expropiadas y brindar confianza a inversionistas

Comparte

El nuevo presidente de Conindustria, Luigi Pisella, solicitó este martes 20 de julio a la administración de Nicolás Maduro que se devuelvan a sus dueños las empresas que fueron expoliadas o confiscadas en años pasados por el Estado, como parte de una serie de medidas que podrían generar confianza para la reactivación completa de la economía del país.

Pisella insistió en que las medidas económicas implantadas desde el Ejecutivo nacional no han dado resultados satisfactorios para Venezuela, situación que a su juicio puede corregirse y adecuar fórmulas que sean beneficiosas para estimular la industria nacional como por ejemplo “el desmontaje o modificación” de leyes que permitan recuperar el salario y un marco jurídico que brinde confianza a los inversionistas y empresarios.

Otro de los aspectos que brindan confianza es que en el país exista “entorno favorable” en lo político porque no se saldrá adelante con los “ánimos caldeados”, ya que “el respeto a los opositores también genera confianza”.

Advirtió que para el segundo semestre del año hay cifras que revelan que el entorno país no es tan favorable como se pensaba, por lo que aplaudió que las autoridades decidieran reanudar operatividad en más terminales aéreas y considerar flexibilizar el esquema 7+7, ya que eso beneficiará la industria del país. Pero, dijo, que este tipo de medidas deben ir acompañadas con otras acciones como por ejemplo la regularización del combustible y de los servicios públicos.

Resaltó que una de sus labores dentro de Conindustria, además de continuar con el trabajo de su predecesor, Adán Celis, es de “influir para que se den las medidas necesarias” y se generen políticas públicas. Por eso, explicó que van a las regiones, recogen inquietudes y problemas que se registren en cada uno de los estados, para así poder exponerlas en los medios de comunicación y generar los cambios necesarios.

A pesar de la situación por la que pasa el país, Luigi Pisella afirmó que los industriales y trabajadores que se quedaron en Venezuela mantienen el optimismo para que el país pueda salir adelante y dejó claro que todos los sectores, incluido el gubernamental, deben trabajar juntos para alcanzar ese objetivo común.

El nuevo presidente de Conindustria detalló que en una gira que realizó por varios estados, solo fue recibido por los gobernadores de Mérida y Nueva Esparta -ambos de oposición- y al respecto mencionó que en las entidades deberían atender al sector industrial que se muestre interesado en ver los planes para establecer formas de trabajo, lo que aumentaría el empleo y el desarrollo de la región.

Además, puntualizó que otro de los objetivos es poder ser llamados por el Ejecutivo y dar su opinión respecto a las políticas que aspiren a aplicarse, con el fin de que pueda ser beneficiosa para todos.

Entrevistado en Unión Radio, Pisella manifestó que se encuentran trabajando para buscar la eliminación gradual del esquema 7+7 en pro de la recuperación de la economía, al igual que el alcanzar objetivos como la eliminación de la exoneración de impuestos para productos importados; del tema del encaje legal, desmontaje de leyes como la retroactividad de las prestaciones, entre otras.

Sobre la propuesta de eliminar el esquema promulgado por el Ejecutivo, el presidente de Conindustria enfatizó que debería ir acompañado de un plan de vacunación y recordó que se ofreció un plan desde Fedecámaras y hasta la posibilidad de permitir a los laboratorios privados poder traer vacunas para que el que pueda comprarla, se la aplique.

En ese sentido, aseguró que en la medida en que las industrias eleven su producción, el Estado podrá recaudar más dinero por intermedio de los impuestos; aunque sí aclaró que es importante revisarse la política de fiscalización actual y los parámetros fiscales “porque se pretende que las industrias que quedan en el país, paguen las de todas”.

Cree que el diálogo es parte fundamental para poder llegar a acuerdos, sobre todo porque Conindustria “no es de oposición ni de gobierno. Somos empresarios que velamos por el bienestar de las industrias. Criticamos lo que haya que criticar y aplaudimos las leyes que vayan bien”.

Con información de Tal Cual