Con fervor, gaitas y peticiones se desarrolló la bajada de La Chinita

Comparte

El pueblo zuliano cumplió este 30 de octubre con una de sus tradiciones más arraigadas: la bajada de la Virgen de Chiquinquirá.

Desde tempranas horas de la mañana de este sábado, los devotos de La Chinita se congregaron en la plazoleta de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá para rendirle homenaje.

Cerca de las 6:00 pm empezó la misa que encabezó monseñor José Luis Azuaje, arzobispo de Maracaibo.

En la homilía habló de la situación del país, pidiendo una mejoría para la calidad de vida de los venezolanos.

«Es necesario mirar con otros ojos, usar la mirada y ver las oportunidades, pero nunca desde intereses individuales», dijo.

Añadió: «El materialismo y la crisis ética e institucional nos ha metido entre ceja y ceja que lo valioso es lo material».

Azuaje también criticó a quienes se enriquecieron con “el dinero de todos” por haber sembrado en el país corrupción y violencia.

Con información de El Nacional