Nacional

Comisión Europea destina más de 100 millones de euros para la crisis en Venezuela

Comparte

La Comisión Europea anunció un presupuesto de 1.800 millones de euros para 2024, destinando 111,6 millones a América Latina y el Caribe.

Esto busca responder a la crisis humanitaria en Venezuela, donde cerca de 7 millones de personas requieren asistencia.

También apoyará a Colombia, Haití y países de Centroamérica ante conflictos y violencia.

Sólo el 40% de los fondos requeridos a nivel mundial fueron aportados en 2023, por lo que la UE reforzará su compromiso con los más vulnerables.

La financiación se canalizará a través de ONG, agencias de la ONU y gobiernos, para atender necesidades extremas como alimentación y salud.

El comisario Janez Lenarcic lamentó que tres donantes aporten el 58% de los recursos, siendo insostenible.

Pese al déficit, la UE seguirá ayudando humanitariamente en el mundo, incluyendo a millones de miles de venezolanos afectados por la crisis política, económica y social.

Además, Bruselas reservará cerca de 315 millones para responder a emergencias repentinas o crisis humanitarias imprevistas, y destinará más de 98 millones a actividades horizontales, proyectos innovadores e iniciativas políticas.

El comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, aseguró en el comunicado que las necesidades de financiación son «muy elevadas» y lamentó que, en 2023, el déficit de financiación alcanzase nuevos récords, ya que «no se aportó ni el 40 % de los 56.700 millones de dólares necesarios».

Así, aseguró que la responsabilidad global compartida «no puede ser asumida únicamente por Europa» y consideró «esencial» que la comunidad internacional encuentre una forma «más equilibrada y equitativa» de financiar la ayuda humanitaria, que esté basada en la capacidad de cada país.

Según Lenarcic, en 2023 más del 91 % de las contribuciones procedían de solo 20 donantes, de los cuales los tres más importantes (incluida la Comisión Europea) aportaron el 58 % de la financiación humanitaria disponible en todo el mundo, una situación que calificó como «insostenible».

«Ante esta preocupante tendencia, la Comisión Europea seguirá financiando la acción humanitaria en apoyo de los más vulnerables, independientemente de quiénes sean y dónde se encuentren en todo el mundo. Y seguiremos abogando y movilizando a la comunidad internacional para cerrar colectivamente este alarmante déficit de financiación», sentenció.

Con información de 800 noticias