Política

Venezuela rechaza “robo descarado” del avión de Emtrasur

Comparte

A través de un  comunicado publicado por el canciller Yván Gil, Venezuela fijó posición sobre la aeronave de Emtrasur incautada por EEUU en suelo argentino el pasado 2022.

Venezuela “rechaza de manera categórica, el robo descarado de la aeronave Boeing 747-300, siglas YV 3531, perteneciente a la Empresa de Transporte Aerocargos del Sur (Emtrasur S.A.), consumado el día de hoy luego de la confabulación entre los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica y de la República de Argentina, quienes de manera artera han violado todas las normas que regulan la aeronáutica civil, así como los derechos comerciales, civiles y políticos que asisten a la referida empresa, colocando en riesgo la seguridad aeronáutica en la región”, reza el comunicado.

A juicio del Gobierno la operación fue de “rapacería”, la cual “se inscribe en la lista de agresiones delictivas en contra de la República Bolivariana de Venezuela, las cuales han sido aplicadas por más de una década desde los Estados Unidos e incluyen el secuestro de activos, como la empresa Citgo, y la aplicación de más de 930 sanciones ilegales, en complicidad con la extrema derecha opositora que actúa como agentes directos del imperio norteamericano contra Venezuela”.

La Cancillería aseguró que darán una respuesta contundente y proporcionada a este ataque. Además denuncian, ante la Organización de la Aviación Civil Internacional (Oaci), la violación, ”por parte de ambos gobiernos antes mencionados, de las regulaciones internacionales a las cuales están obligadas los Estados en materia de navegación aérea, lo que genera una situación grave de inseguridad jurídica y operacional sin precedentes en nuestra región. Entre los ilícitos cometidos se ha observado el ocultamiento de información al momento de identificar el vuelo, apagado del transpondedor en varios trayectos de la ruta y otros que deben ser investigados de manera independiente. El Estado venezolano ejercerá todas las acciones que permitan restablecer la justicia y lograr la restitución de la aeronave a su legítimo propietario”.

Tras aterrizar en Florida, Estados Unidos, la administración de Joe Biden dijo que el avión pasa a propiedad del Gobierno estadounidense.

Con información de Primicia